El socio español de Airbus y Boeing acaba en manos chinas

stop

Han's Laser, una firma estatal, ofrece 50 millones de euros por Aritex en un acuerdo que se cerrará "en uno o dos meses"

Una línea de ensamblaje del Airbus A350XWB fabricada por Aritex.

Barcelona, 12 de enero de 2016 (11:36 CET)

El proceso de venta de Aritex llega a su fin. Y el desembarco chino en España no ha hecho nada más que empezar. Tras un año largo de negociaciones con varias firmas, la compañía estatal Han's Laser ha hecho pública este lunes la intención de comprar el 95% del fabricante de líneas de ensamblaje para aviones. Un socio imprescindible para Airbus y Boeing que cambiará de manos "en uno o dos meses". Entonces se firmará el acuerdo, apuntan desde la firma catalana a Economía Digital.

El precio de la operación se ha cerrado en 49,95 millones de euros. Además, la compañía especializada en la industria del láser se hará cargo de la deuda que arrastra la empresa de Badalona. Sin embargo, fuentes de la aeronáutica no han querido precisar el alcance de los números rojos. La compra se vehiculará a través del fondo Hong Kong SPV.

La firma será en enero o febrero

Como en la mayoría de negociaciones con inversores chinos, la conversaciones han sido largas. "Preguntan y repreguntan y no se fían de nada de lo que les dices hasta que no lo ven con sus propios ojos", apuntan a Economía Digital fuentes vinculadas al país. "El tira y afloja se ha extendido durante más de un año y, esperamos, que la firma se estampe en el papel durante enero o febrero", ha contextualizado una portavoz de Aritex.

La firma asiática informó en un comunicado que la operación se da por cerrada y de la misma forma se han expresado las fuentes consultadas en la constructura catalana. Aun así, todavía está pendiente de obtener los permisos definitivos de las autoridades chinas.

Propiedad de Comsa

Cómo explica Expansión, Aritex es propiedad de Comsa, que se encuentra en un proceso de desinversión para reducir la deuda. El fabricante cerró el 2014 con unas pérdidas de 5,1 millones, según el Registro Mercantil.

La compañía catalana, que dio el salto en 2001 al mundo de la aeronáutica, trabaja habitualmente con firmas como Airbus, Boeing o la flamante Corporación de Aeronaves Comerciales de China (COMAC). Ha participado en proyectos como el A350 o el Boeing 777x. La firma cuenta con presencia en Estados Unidos (Seattle y Wichita), México (Puebla), Brasil (Sao Paulo), Alemania (Heilbronn) y China (Shanghái).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad