stop

Penguin Random House pagará entre 30 y 40 millones por Ediciones B, muy por encima de lo que se preveía, a cambio de comprarla ya reestructurada

Xavier Alegret

El dibujante Francisco Ibañez posa con sus personajes Mortadelo y Filemón. Sus obras son publicadas por Ediciones B, que Grupo Zeta venderá a Penguin Random House. EFE/QG

Barcelona, 10 de abril de 2017 (05:00 CET)

Mortadelo y Filemón se enfrentan a un expediente de regulación de empleo. Pero no será un ERE de la TIA orquestado por el súper, harto de sus meteduras de pata. Ediciones B cambiará de dueños, pasará a manos del gigante Penguin Random House, pero lo hará después de un duro recorte de empleo.

Grupo Zeta, propietario de Ediciones B –que edita, entre muchos otros títulos, las historias de los dos torpes agentes secretos creados por Francisco Ibáñez–, anunció el pasado jueves que ha llegado a un acuerdo para la venta de la editorial a Penguin Random House.

Oferta mareante: Penguin rompió la puja por Ediciones B, pero su oferta tenía truco

El grupo de Antonio Asensio, que controla también El Periódico de Catalunya, Sport e Interviú, entre otras publicaciones, no hizo público el precio de venta, aunque el mercado especulaba con una cifra de entre 30 y 40 millones de euros. Fuentes del sector valoraron estas cifras como muy altas, ya que Zeta estaba negociando con varios interesados por entre 15 y 20 millones.

Sin embargo, llegó Penguin Random House y rompió la baraja con una oferta mareante y que irá de perlas a un grupo Zeta que tiene una deuda de 100 millones de euros y ha pedido 25 millones más a la banca para reestructurarse. Pero la oferta de la multinacional estadounidense, uno de los mayores grupos editoriales del mundo, tiene truco.

Recortes: Penguin, que tiene 380 empleados en España, no necesita a los 70 empleados de Ediciones B

Penguin quiere Ediciones B, pero limpia de polvo y paja. Por ello, la operación anunciada hace cuatro días no se cerrará hasta que la editorial no haga un ERE que la adelgace al gusto de la multinacional, según explicaron a Economía Digital fuentes cercanas al grupo español.

De hecho, Grupo Zeta ya ha comunicado a los 70 empleados de Ediciones B que la venta está condicionada a estos recortes, y tras el parón de Semana Santa empezará a negociar las condiciones del ERE. La compañía no ha cifrado todavía los despidos, pero se prevé duro, ya que las duplicidades entre ambas empresas son muy importantes, puesto que se dedican al mismo negocio.

Una de las joyas de la corona de Grupo Zeta

Penguin Random House, propietaria de sellos como Plaza y Janés, Alfaguara y Aguilar, tiene su sede española en Barcelona y una plantilla de 380 personas, cinco veces mayor que la de Ediciones B. En 2015, último año con las cuentas disponibles en el Registro Mercantil, facturó 92 millones de euros y ganó 12 millones en España.

Ediciones B es una de las empresas más rentables de Grupo Zeta. En 2015 facturó 13,8 millones de euros y disparó su ebitda hasta los 1,9 millones. Gracias a ello consiguió salir de los números rojos y pasar de perder 2,3 millones a ganar 0,9 millones de euros.

Bombona de oxígeno: la venta de Ediciones B aliviará la deuda de Grupo Zeta, de 100 millones

Su venta será una bombona de oxígeno para el grupo de Antonio Asensio Mosbah, que atraviesa dificultades financieras y está iniciando un profundo proceso de reestructuración. Grupo Zeta no pudo hacer frente a los vencimientos de su deuda, que asciende a 100 millones de euros, y ha solicitado a los bancos 25 millones más para hacer recortes e intentar ser más rentable.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad