stop

El grupo propietario de ‘El Periódico’ renegocia su deuda con los bancos, que ya estudian un plan de viabilidad encargado a Deloitte

Barcelona, 29 de marzo de 2017 (05:00 CET)

La plantilla de Grupo Zeta mostró este martes su descontento con el descuelgue salarial del 21% que la empresa quiere aplicar, y la denunció ante la Inspección de Trabajo. Este malestar irá a más si la empresa propietaria de cabeceras como El Periódico y Sport, además de multitud de revistas como Interviú, consigue cerrar un acuerdo de refinanciación con la banca que iría acompañado de nuevos recortes.

Ante la imposibilidad de hacer frente a los vencimientos de los créditos, el grupo editorial propiedad de Antonio Asensio está negociando la refinanciación de los 100 millones de euros de deuda, principalmente en manos de Caixabank, el Popular y el Sabadell. No obstante, según explicaron fuentes financieras a Economía Digital, la compañía ha solicitado 25 millones más.

Pese a los incumplimientos de Zeta, los bancos no se han cerrado en banda ante esta nueva petición. Las entidades están dispuestas a aceptar incrementar la deuda del grupo, aunque la cifra final puede terminar siendo inferior a los 25 millones. El ebitda de la compañía en los dos últimos años ha sido positivo, por lo que creen que puede terminar siendo rentable. Pero han puesto condiciones.

Grupo Zeta tiene una deuda de 100 millones y, en lugar de devolverla, pide 25 millones más

Las condiciones son las habituales en estos procesos: que la compañía adelgace para ser más rentable. ¿Cómo? Con recortes. En el grupo trabajan unas 1.200 personas, pero podría terminar el año con bastantes menos si culmina el plan con la banca. Las entidades han encargado a Deloitte una auditoría sobre el estado de las cuentas del grupo y el plan de negocio para los próximos meses y años. La auditoría ya ha terminado y los bancos están estudiando las medidas.

Por su parte, el comité de empresa de Grupo Zeta ha pedido explicaciones a la dirección sobre el plan de viabilidad de Deloitte, para conocer cómo afectarán al funcionamiento del grupo y a su plantilla. No obstante, la compañía no ha respondido a su solicitud, por lo que ha denunciado ocultación de información, según han explicado fuentes sindicales.

Los representantes de la plantilla temen que el grupo esté preparando un nuevo expediente de regulación, esta vez de extinción de empleo, que afecte a unas 200 personas. Ante esta posibilidad, las mismas fuentes han pedido que se recorte estructura directiva, que ha crecido en los últimos años, aseguran.

Zeta propone nuevas rebajas salariales

La dirección y el comité de empresa se encuentran actualmente en conflicto por los salarios. Tras la propuesta de la empresa de llevar a cabo un descuelgue salarial del 21%, han concluido los quince días de negociación, sin acuerdo.

En 2014, cuando se aprobó el último expediente de regulación de empleo temporal (ERTE), los salarios de convenio se recortaron un 16%. En abril vence el acuerdo de hace tres años, por lo que la plantilla debía recuperar este salario, pero no sólo no lo recuperará, sino que la empresa persigue una rebaja adicional de cinco puntos.

Los sindicatos no han querido entrar a negociar esta nueva rebaja, ya que consideran que los últimos resultados económicos positivos no la justifican. Por ello, han pedido conocer los planes de la empresa y han denunciado al grupo ante la Inspección de Trabajo por “ocultar deliberadamente información esencial y relevante en el proceso de descuelgue del convenio”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad