El dueño de Factoo maneja un periódico para mejorar su reputación online. En la imagen, las oficinas de Factoo en Valencia.

El dueño de Factoo maneja un periódico para mejorar su reputación online

stop

El fundador de Factoo, la cooperativa cuestionada por la Inspección de Trabajo, gestiona un periódico digital con el que mejora su reputación online

Jordi Velert / Cristian Reche

El dueño de Factoo maneja un periódico para mejorar su reputación online. En la imagen, las oficinas de Factoo en Valencia.

Barcelona, 05 de abril de 2018 (04:55 CET)

Factoo, la cooperativa descalificada por la Inspección de Trabajo, no es el único negocio impulsado por Chema Escrivá. El empresario valenciano controla seis sociedades, una de las cuales gestiona un periódico digital dirigido a autónomos que mejora la reputación digital de los distintos negocios del grupo.

El periódico, denominado El Autónomo Digital, está creado por Small Data S.L. Esta empresa está domiciliada en las oficinas de la cooperativa que ofrece a los trabajadores freelance facturar en su lugar para que se ahorren darse de alta a la Seguridad Social, cuando en realidad los freelance con trabajos esporádicos no tienen que hacerse autónomos

En el portal abundan artículos sobre trámites fiscales y ayudas para trabajadores por cuenta propia y algunos textos contienen hipervínculos a los servicios del conglomerado empresarial de Factoo. Antes de la inspección a socios de la cooperativa Factoo, por la que la Seguridad Social está reclamando pagos atrasados a centenares de cooperativistas, el medio de Escrivá informaba sobre las ventajas de las cooperativas de facturación.

Factoo: "Es un proyecto al margen"

Tras la intervención de la Inspección de Trabajo, el medio distribuye la versión de Factoo sobre el contencioso legal de la empresa contra el organismo público, que persigue su cierre al entender que constituye un fraude y una actividad ilícita. Además, informa sobre los nuevos negocios de la compañía, como una asesoría para autónomos.

La empresa reconoce que se apoya en el portal para generar noticias de Factoo, pero "no es el objetivo principal"

El portal también da voz a la asociación Afectados por las Cooperativas de Facturación, que acusa a la empresa de desentenderse de las sanciones impuestas por la Seguridad Social a los cooperativistas, para acto seguido destacar la promesa de Factoo de abonar las sanciones. Una promesa a años vista, condicionada a que los afectados acudan a los tribunales con alegaciones que defienden a la cooperativa frente a la Inspección.

Antigua publicidad de Factoo.

Un portavoz de Factoo reconoce que El Autónomo Digital es un proyecto de Small Data, empresa en la que Escrivá es el administrador único. Sin embargo, asegura que se trata de una iniciativa "totalmente al margen de Factoo" para aportar "información de calidad tanto a freelance como a autónomos". "Otro tema es que nos apoyemos en la visibilidad del periódico para generar noticias de Factoo, tecnicoo o Autonomoo, pero te puedo asegurar que no es el objetivo principal", explica la misma fuente.

La estrategia: reclutamiento de periodistas y red de dominios

La empresa que gestiona el medio se fundó en julio de 2017, un mes antes de que saltara a los medios la descalificación de Factoo por parte de la Inspección de Trabajo. Sin embargo, el periódico se había fundado en octubre de 2016. El portavoz de la cooperativa niega que la web más enlazada desde el portal sea la de Factoo, aunque según ha comprobado Economía Digital, la estrategia de posicionamiento web podría ser mucho más compleja.

Factoo ha registrado desde 2016 una treintena de dominios, de los cuales solo ocho se han comprado este año. Entre ellos están centroreclamador.com, centroreclamadordefacturas.com, programadefacturaciongratis.com, programadegestionesparapymes.com, programasdecontabilidadgratis.com​, todos circunscritos al área de negocio de la cooperativa de autónomos. 

“Este tipo de prácticas están a la orden del día”, inicia Jesús Malurva, consejero delegado de Neo Attack,  empresa especializada en posicionamiento web que recibe a diario solicitudes de diferentes empresas para escalar en el ranking de buscadores y, también, mejorar su reputación ante informaciones adversas.

La maniobra no deja de entrañar cierto peligro. “Armar una red de blogs para llenarla de contenido que hable bien de tu empresa sin especificar que esa red es tuya, no está bien visto por Google”, añade para explicar la posibilidad de que el gran buscador penalice estas prácticas a través de la desindexación de dominios.

Factoo tiene dominios registrados a través de su correo y Data Plataform S.L., propiedad del propio Chemá Escrivá

¿Cómo? “Si, por ejemplo, identifica que estos dominios han sido registrados desde la misma dirección IP o por la misma persona, se llena de contenido positivo o se enlaza en exceso sin una razón lógica”.

Otro de los expertos consultados, Tomás Rufino, director de la oficina de Madrid de la agencia Internet República concreta que estas medidas suelen ser efectivas "a corto-medio plazo". En cambio, pasado el tiempo, Google termina detectando esta técnica e inutilizando la estrategia. "Además de los enlaces, el SEO depende de diversos factores, como la velocidad de la página, los contenidos ricos en palabras clave (keywords) relevantes, enlaces internos o una estructura optimizada, entre otros", añade Rufino.

Malurva, por su parte, explica que, en la mayoría de ocasiones, la estrategia consiste en crear contenido favorable a la marca para “desplazar al contenido negativo que ya existe”, ya que el borrado –Google tiene habilitado un servicio de derecho al olvido muy restrictivo— es prácticamente imposible.

También existen otras vías. “Lo más recomendable, aunque también más caro, es una campaña de contenidos patrocinados en medios de comunicación, donde es más fácil posicionar por su autoridad en internet”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad