Foster’s cambia su esquema de franquicia tras el varapalo judicial. En la foto, un local de Foster's.

Foster’s Hollywood cambia su plan de franquicias por el varapalo judicial

stop

Foster’s Hollywood pone freno a su rápida expansión y pide prudencia con los nuevos contratos tras la sentencia que acredita que engaña a sus franquiciados

Madrid, 03 de agosto de 2018 (04:55 CET)

La cadena de hamburguesas Foster’s Hollywood ha pedido el cambio radical en su esquema de expansión y nuevas franquicias tras el último varapalo judicial del Tribunal Supremo. Los juzgados españoles han acreditado que la cadena de comida rápida, ahora en manos de la multinacional mexicana Alsea, engañó a los franquiciados con cálculos de venta falsos y cifras de negocio que no se ajustan a la realidad.

La cadena de restaurantes de hamburguesas y costillas a la brasa vendía un esquema de negocio que sobreestimaba las ventas y minusvaloraba los costes operativos, incluidos los de comida y personal. El maquillaje del plan de negocio buscaba captar al mayor número de emprendedores y franquiciados posible para que la marca acelerara su expansión en plena crisis económica.

Dos exfranquiciados de Ávila vencieron a la empresa en los tribunales con tres sentencias favorables que acreditan que la compañía engaña a los franquiciados de forma deliberada. Tras el conflicto judicial, la empresa ha pedido frenar el ritmo expansivo a toda costa que ocasionó la quiebra de varios locales, especialmente los ubicados en localidades con poca población o escaso tránsito peatonal, según ha podido saber Economía Digital.

La apertura de una franquicia de Foster’s Hollywood podía alcanzar cifras cercanas al medio millón de euros en plena contracción económica. Los franquiciados que han vencido a la cadena de hamburguesas en el Tribunal Supremo han explicado a este diario que la compañía les obligó a instalar cocinas, freidoras e instalaciones a precios muy elevados, por encima del mercado.

Los franquiciados sospechan que la empresa, como es habitual en el sector, cobra royalties a los proveedores por cada nuevo local abierto. De esta forma, se crea un esquema perverso. Foster’s Hollywood ganará dinero independientemente de si el local es exitoso o no.

Tras la publicación de la sentencia, que acredita las prácticas ilegales de la compañía, Foster’s Hollywood tenía dos opciones: continuar con la firma de contratos sin estudios previos y captar franquiciados en contra de lo estipulado por la ley del comercio minorista, o adaptar la firma de nuevos contratos a la ley y prevenir nuevas sentencias contrarias.

Alsea, propietario de Foster’s Hollywood, no quiso hacer ningún tipo de comentario en relación a la sentencia judicial que le condena a pagar todas las costas en los tres juicios perdidos: el de primera instancia, el de la Audiencia Provincial y el del Tribunal Supremo. Ahora, la compañía tendrá que acatar la sentencia firme. La compañía se ha limitado a explicar que buscará la forma en la que mejorar su relación con los franquiciados.

Foster's y su nueva fase de expansión

Foster’s Hollywood ha cesado en dos ocasiones a sus responsables de expansión en sus años de aperturas agresivas. “A los franquiciados con un restaurante, le ofrecían montar un segundo cerca de su ubicación. Si no lo aceptaban, ponían a otro franquiciado a hacer competencia con el anterior”, explica José Zamarro, un exfranquiciado que también ha denunciado a la marca.

La fase de expansión de la cadena, con fuertes exigencias de inversión, parece haber llegado a su fin. Ahora, la cadena está enfocada en potenciar el crecimiento de su marca con mejor rendimiento: Domino’s Pizza, donde ha crecido de forma notable frente a Telpizza.

Con esta marca, la empresa ha optado por desembolsar capital propio y gestionar tiendas al margen de franquiciados.

Hemeroteca

Franquicias
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad