El presidente de Foment del Treball y vicepresidente de la CEOE, Joaquim Gay de Montellà. Foment ha abierto un expediente de expulsión a Cecot. /EFE/Marta Pérez
stop

Antoni Abad envía una carta a Joaquim Gay de Montellà en la que asegura que Cecot actúa con fidelidad y respeto cuando se está debatiendo su expulsión de Foment

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de Foment del Treball y vicepresidente de la CEOE, Joaquim Gay de Montellà. Foment ha abierto un expediente de expulsión a Cecot. /EFE/Marta Pérez

Barcelona, 28 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

Joaquim Gay de Montellà está decidido a expulsar a la patronal vallesana Cecot, liderada por Antoni Abad, de Foment del Treball. Fuentes de esta última institución apuntan que el frente judicial que tiene abierto Abad “refuerza” a los sectores que exigen que se le eche de Foment.

Este frente judicial se refiere a las denuncias interpuestas por un exsocio de los hermanos Antoni y Josep Abad por la gestión de su grupo de escuelas concertadas Montcau. Según avanzó Economía Digital, el empresario y exsocio Xavier Chalé los acusa de cinco presuntos delitos: falsedad en documento mercantil, administración desleal, delito societario, contra la hacienda pública y estafa procesal. El caso se sigue en un juzgado de Terrassa.

Fuentes de Foment, la gran patronal que preside Gay de Montellà, indican que los asuntos judiciales que persiguen a Abad dan nuevos argumentos a los que exigen que se expulse a Cecot, a la que identifican con su presidente por su gestión “personalizada”. Abad sigue con su intención de presentar candidatura para presidir Foment.

El comité ejecutivo de Foment abrió este noviembre un expediente de expulsión a Cecot. Acusan a la patronal vallesana de actuar más allá de sus limites territoriales, de secundar el llamado “paro de país” del 3 de octubre como protesta por las cargas policiales del referéndum y por criticar el decreto del ministro Luis de Guindos para facilitar que las empresas trasladen su sede social fuera de Cataluña.

Entre los supuestos agravios no figuran los conflictos judiciales de Abad, por tratarse de una cuestión que afecta únicamente a su grupo empresarial. Sin embargo, sus rivales insisten en que “refuerza” la intención de echarle de Foment.

Defensores de Abad

No obstante, Abad cuenta con destacados defensores dentro de Foment. Su argumento es que se debe evitar fragmentar la “unidad patronal” en un momento de crisis. Insisten en que no se trata de un enfrentamiento entre Foment y la patronal adherida Cecot, sino entre sus presidentes, Gay de Montellà y Abad.

Este lunes, Abad envió una carta a Gay de Montellà, a la que ha tenido acceso Economía Digital, en la que asegura que Cecot ha actuado con “fidelidad” y “respeto”. Mantiene que siempre se han movido desde una posición de “convivencia dinámica y de cooperación”.

Cecot-Foment: Antoni Abad asegura en una carta a Gay Montellà que ha actuado con “fidelidad”

“Nuestra fidelidad a Foment en tanto que cúpula del empresariado y entidad con más representatividad y capacidad, continúa inalterada y más confirmada”, afirma Abad en la carta dirigida a Gay de Montellà. Además, le traslada el “respeto con el que intentamos actuar” en relación al acuerdo de paz firmado por las dos patronales el pasado febrero. Sin embargo, Gay de Montellà considera que Abad no ha cumplido con lo estipulado.

Abad se muestra dispuesto a “abordar una relectura conjunta” de aquel pacto. Promete encarar este proceso con “espíritu constructivo”.

Foment ha convocado para el 11 de diciembre la reunión de su comité ejecutivo en el que se tratará la expulsión de Cecot. No obstante, ese día no se celebrará la habitual junta directiva. Esta última se ha aplazado hasta el 27 de diciembre, precisamente una hora antes de que se reúna la asamblea general de Foment, que decidirá definitivamente sobre la expulsión de Cecot.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad