El Gobierno dispara el último cartucho para frenar a Atlantia. En la imagen, Iñigo de la Serna, ministro de Fomento, con el portavoz del ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo. EFE
stop

El Gobierno quiere forzar a Atlantia a pedirle permiso para comprar Abertis, pero ni los abogados del Estado ni la CNMV lo ven claro

Xavier Alegret

Economía Digital

El Gobierno dispara el último cartucho para frenar a Atlantia. En la imagen, Iñigo de la Serna, ministro de Fomento, con el portavoz del ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo. EFE

Barcelona, 08 de diciembre de 2017 (04:55 CET)

El Gobierno ya ha lanzado la maniobra anti Atlantia. Tras casi dos meses esperando el informe de la abogacía del Estado y a las puertas de que la CNMV dé el pistoletazo de salida a la guerra de opas por Abertis, con la aprobación de la contraopa de Hochtief, el ejecutivo de Rajoy ha disparado. Es su último cartucho, y a la desesperada, para evitar que el principal operador de autopistas de España caiga en manos italianas.

Los ministerios de Fomento (Íñigo de la Serna) y Energía (Álvaro Nadal) enviaron este jueves sendos requerimientos a la CNMV para que solicite a Atlantia que pida autorización al Gobierno para comprar Abertis. En caso contrario, que revoque la luz verde que dio a la opa en octubre, lo que dejaría la operación en suspense.

El argumento es que cambiará de manos la titularidad de concesiones públicas y de Hispasat, empresa considerada estratégica por el Gobierno. La defensa de Atlantia siempre ha sido que el titular seguirá siendo Abertis, con sede en España y cotizando en el país, aunque su primer accionista sea otro. Pese a ello, negociará con el Gobierno si es lo que decide la CNMV.

El Gobierno quiere que Atlantia le pida permiso para comprar Abertis, pero la CNMV se muestra reacia

Los ministerios recogen en su requerimiento que Atlantia debe pedir permiso a España, de la misma forma que lo ha hecho en otros países, como Chile, Brasil, o a la Comisión Europea. También que Hochtief, la filial de ACS, sí lo ha hecho. Lo que obvia es que estos permisos son por cuestiones de competencia, pues se trata de mercados en los que tienen negocio ambas compañías, mientras que en España Atlantia no tiene ninguna concesión.

Como explicó Economía Digital, al Gobierno –y concretamente a Nadal, el líder de esta cruzada– se les terminan las palancas para frenar a Atlantia. Este es el último intento, desesperado puesto que, para empezar, Abertis está a punto de vender Hispasat a REE. Y también porque no cuenta con el apoyo total ni de abogacía del Estado ni mucho menos de la CNMV, que ya ignoró sus argumentos en septiembre.

El Gobierno pidió entonces a la CNMV que no autorizara la opa de Atlantia con el mismo argumento: debía pedirle permiso. El regulador ignoró este requerimiento ya que su interpretación de la ley es que no hacía falta. La CNMV se reafirmó este jueves en su postura, aunque añadió que examinará los nuevos requerimientos para resolver sobre ellos. Tiene un mes de plazo.

Por tanto, el regulador no está con las tesis de Nadal y De la Serna. Y eso que su presidente, Sebastián Albella, es nombrado por el Gobierno. Pero se trata de un órgano independiente… sin olvidar que quien le nombra es el ministro de economía, Luís de Guindos, que en los últimos meses ha guardado silencio respecto al proceso. Y cuando ha hablado, lo ha hecho con mucha más prudencia que sus compañeros de gabinete.

¿La abogacía del Estado apoya al Gobierno?

Pero no solo la CNMV no lo ve claro. Ni siquiera la abogacía del Estado ha emitido un dictamen claro. Después de que el regulador ignorara al Gobierno y aprobara la opa, Nadal y De la Serna pidieron un informe a la abogacía del Estado. Este informe se ha demorado dos meses. Como apuntaron fuentes cercanas al proceso a este medio, la razón era que a los abogados del Estado les costaba encontrar argumentos para apoyar las tesis del Gobierno, y pese a que los ministerios acompañan el requerimiento con el informe de abogacía, lo cierto es que no es concluyente.

De hecho, el propio Gobierno admite en sus nuevos requerimientos a la CNMV que los abogados no están seguros: “En el informe de la abogacía del Estado, señala que, aunque no es completamente seguro, es razonable el criterio que sostiene el ministerio de Fomento de exigir la autorización del Gobierno para adquirir la totalidad de las acciones de Abertis”. Fuentes cercanas al proceso calificaron de chapuza el comunicado con un argumento aparentemente tan poco sólido, sin estar seguros.

La compañía italiana controlada por la familia Benetton reaccionó con un acuse de recibo y abierta al diálogo. Negociará para lograr la autorización si es lo que decide la CNMV: “Atlantia reitera su respeto por las posiciones adoptadas por el ministerio y agradece cualquier clarificación sobre el asunto. Atlantia siempre se ha adaptado respetuosamente a cualquier solicitud de la CNMV y ha actuado en coherencia con los precedentes y con cualquier legislación aplicable”.

Hemeroteca

Abertis
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad