Inditex lo borda: gana 1.256 millones y bate récord de ventas

stop

El grupo textil mejora un 8% su beneficio en el primer semestre y eleva sus ingresos un 11%

Economía Digital

Pablo Isla, presidente de Inditex, durante la presentación de resultados de 2015 del grupo / EFE/ Cabalar
Pablo Isla, presidente de Inditex, durante la presentación de resultados de 2015 del grupo / EFE/ Cabalar

A Coruña, 21 de septiembre de 2016 (08:53 CET)

Semestre de récords para Inditex. El grupo textil obtuvo un beneficio neto de 1.256 millones de euros en la primera mitad de su ejercicio fiscal (entre febrero y julio), lo que supone un aumento del 8% respecto al mismo periodo del año anterior, según ha informado este miércoles la compañía. El grupo del multimillonario Amancio Ortega suma cerca de 10.000 nuevos empleos en el último año, de ellos 2.421 en España.  

Las ventas se situaron en 10.465 millones de euros, lo que supone un incremento del 11%, con crecimientos positivos en todas las áreas geográficas, mientras que las ventas en superficie comparable (sin contar las nuevas aperturas) crecieron otro 11%, frente al alza del 7% obtenido en el mismo periodo de 2015. A tipo de cambio constante, crecieron un 16%.  

Mercados y empleo

Por áreas geográficas, Europa (sin España) concentró el 43% de las ventas, mientras que Asia acaparó el 25% de la facturación, España, el 17%, y América se llevó el 15% del total. El beneficio bruto de explotación (ebitda) alcanzó los 2.112 millones de euros, un 7% más, al tiempo que el beneficio neto de explotación (ebit) se situó en 1.606 millones, un 8% superior.  

Inditex ha mantenido los gastos operativos bajo "estricto control" durante el período, para finalizar creciendo un 9%, principalmente como resultado de la nueva superficie comercial abierta y los gastos variables vinculados al crecimiento de venta.  

El grupo ha mantenido un "fuerte ritmo" de generación de empleo y ha creado 9.932 nuevos puestos de trabajo en los últimos doce meses. De estos nuevos empleos, 2.421 se han firmado en España, como consecuencia tanto del 'efecto sede', debido al crecimiento internacional, como de las inversiones dirigidas al aumento de capacidad operativa de las instalaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad