Indra empeora los augurios más pesimistas de los analistas

stop

Las fuertes provisiones en Brasil y los despidos en España lastran las cuentas de 2015

Sede principal de la multinacional Indra.

Madrid, 29 de febrero de 2016 (19:00 CET)

El grupo tecnológico Indra anunció el lunes un resultado neto de explotación (ebit) negativo de 641 millones de euros, peor de lo previsto por los analistas, afectado por fuertes provisiones en Brasil y en España por el plan de ajuste de plantilla en marcha.

El grupo, inmerso en un profundo proceso de reestructuración, dijo que en términos recurrentes el resultado neto de explotación se situó en 45 millones de euros, un 78% menos que hace un año. Las ventas en 2015 bajaron un 3% a 2.850 millones de euros".

"Esperábamos una caída de ventas del -1,7% que hubiera situado el ebit recurrente en 45,2 millones de euros, con un margen del 5,5%", explican los analistas de Banc Sabadell.

Revisión del negocio en Brasil

En sus resultados, la empresa atribuyó a provisiones y efectos no recurrentes 718 millones de euros, debido en gran parte a la revisión del negocio en Brasil (321 millones de euros). Además, provisionó 160 millones de euros por el ajuste de plantilla.

Para 2016, espera tener efectos no recurrentes con impacto en caja de 120 millones de euros frente a los 138 millones del ejercicio anterior. La deuda de la sociedad se situó en 700 millones de euros (837 millones a septiembre) con un flujo de caja negativo de 50 millones de euros en 2015.

En una presentación al regulador, Indra destacó que en el cuarto trimestre del año obtuvo un flujo de caja positivo de 137 millones de euros. Esto compensó parcialmente los 187 millones de euros de flujo de caja negativo de los tres primeros trimestres de 2015.

Excluyendo los costes de reestructuración del personal en 2015, el flujo de caja habría sido positivo en 28 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad