La banca pone como excusa a Mercadona para endurecer el crédito a Eroski.

La banca pone como excusa a Mercadona para endurecer el crédito a Eroski

stop

El pool bancario se niega a conceder más aplazamientos a Eroski por las amenazas de sus nuevos rivales

Madrid, 01 de junio de 2018 (04:55 CET)

La gran banca ha advertido a Eroski que no dará nuevas facilidades para aplazar su deuda por las amenazas que representan sus rivales emergentes: Mercadona por un lado y Amazon por el otro.

El pool bancario compuesto por Santander, BBVA, Caixabank, Bankia y Sabadell exige la devolución de unos 1.500 millones de euros sin mayores dilaciones, según ha podido saber este diario. La posición de intransigencia ante Eroski llega en un momento en el que la cooperativa sufre por una caída en la rentabilidad de sus activos frente al avance de Mercadona, que ya cuenta con 15 supermercados en el País Vasco, y el de Amazon. 

El avance de Mercadona en el País Vasco se planificó de forma discreta y silenciosa con un objetivo de 25 establecimientos en el 2020. Mercadona, que ya cuenta con unos 1.400 trabajadores en Euskadi, cerrará el año con 18 establecimientos y abrirá siete nuevas tiendas entre 2019 y 2020.

Eroski ha explicado a este medio que la dura competencia en la distribución en el País Vasco va mucho más allá de Amazon y Mercadona y resaltó la expansión de otras cadenas como Aldi y Lidl. La empresa asegura que tanto la banca como Eroski están interesados en llegar a una negociación para la refinanciación de la deuda y que, aunque las posiciones iniciales en la negociación parten de extremos alejados, confían en un acuerdo final. 

Rentabilidad en caída

La cadena de supermercados vasca ha solicitado en tres ocasiones el aplazamiento de su deuda, pero la banca no parece dispuesta a ceder. Eroski sufre un problema de caída en la rentabilidad por metro cuadrado, arrastrada por un elevado endeudamiento producido por la compra de Caprabo y por la caída de márgenes y participación de mercado. De hecho, Eroski es, junto con DIA, la única cadena de supermercados que baja en participación de mercado en España de forma sostenida. La compañía atribuye esta bajada a la venta de tiendas a Carrefour y a DIA para sanear la difícil situación financiera que arrastra desde la crisis, cuando partió con 3.800 millones de euros en deuda. La empresa ha amortizado más de 646 millones en los últimos tres años, según datos aportados por Eroski (167 millones este año).

Eroski sigue mostrando fortaleza en su cuota de mercado en el País Vasco y argumenta que la mayoría de los consumidores de la zona siguen prefiriendo su oferta frente a la de competidores como Mercadona, cuyos productos son percibidos como de menor calidad, según fuentes de la cadena vasca.

Mercadona no aporta cifras de facturación ni venta por comunidades autónomas pero estudios del mercado calculan que su participación podría superar el 5% del mercado, pero con una clara tendencia al alza.

Pero las dudas de las banca también se ciernen sobre el modelo de futuro de la cadena y también del sector, golpeado de forma clara por los nuevos modelos de venta como Amazon, con gastos laborales residuales y una altísima rentabilidad por metro cuadrado de espacio físico invertido.

Si la cadena no logra un aplazamiento con la banca, acecha el peligro de los aplazamientos e incumplimientos de pago de la empresa, que afronta aumento de gastos y que también ha aumentado el salario de su plantilla en un 6%.  

Hemeroteca

Mercadona
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad