El presidente de la Cámara de Comercio de Andorra, Marc Pantebre

La crisis de BPA "amenaza la recuperación" de Andorra

stop

LOS EMPRESARIOS CALCULAN EL IMPACTO

en Madrid, 09 de mayo de 2015 (22:23 CET)

Los empresarios de Andorra calculan el impacto económico derivado de la intervención gubernamental de Banca Privada de Andorra (BPA). A la espera de que terminen las valoraciones, la Cámara de Comercio del país advierte de que la crisis bancaria pone en riesgo la recuperación del Principado. El presidente de la institución cameral, Marc Pantebre, denuncia que se han creado problemas de financiación.

Andorra ha pasado los últimos siete años en recesión pero, como España, en este ejercicio empieza a levantar cabeza. Al menos, ese es el mensaje del Gobierno local que preside Antoni Martí. Sin embargo, Pantebre remarca que "la situación económica aún es frágil". La situación de BPA amenaza, a su juicio, la consolidación del crecimiento. El banco de la familia Cierco pesaba "el 20% del sistema financiero y éste, a su vez, equivale al 21% del PIB", recuerda el presidente de la Cámara.

La intervención bancaria ha generado riesgos colaterales "que podrían frenar el crecimiento moderado". ¿Cuáles son? Esencialmente la reducción del crédito. "En la Cámara se nos ha dicho que algunos negocios se están ralentizando". "[La intervención de BPA] no ha ayudado nada y ha demostrado lo que llevamos diciendo por activa y por pasiva desde hace años: Andorra tiene una economía frágil", asegura Pantebre.

"Hemos estado cerca de que colapsara todo el sistema financiero por el contagio a otras entidades".

Silencio empresarial

Pantebre es la primera autoridad económica de Andorra ajena al Ejecutivo que ha hablado públicamente sobre la decisión de Martí de intervenir BPA. Hasta la fecha, las esferas empresariales habían guardado un silencio contenido, aunque los efectos se trasladaron inmediatamente a los negocios y el malestar entre los patrones ha crecido conforme disminuían los ingresos. Este impacto es el que aún están cifrando.

Cabe recordar que la crisis ha impactado en el consumo, ya que los clientes del banco sufren un corralito que limita las tarjetas de crédito y la disponibilidad de efectivo. Los problemas de financiación que denuncia la Cámara local de Comercio no son, por tanto, los únicos, según distintas fuentes.

Debilidad económica

A la espera de la revisión estadística, el contexto de la economía andorrana delata que la facturación del comercio se ha reducido un -3% en 2014, con especial incidencia en el ramo de la electrónica. Incluso los hoteles pierden ingresos (-1%). Sólo confirman cierta estabilidad la construcción y la venta de automóviles. La actividad industrial parece haber tocado suelo, según la Cámara. El Principado, de acuerdo con los informes de la institución, depende esencialmente de la evolución de la economía española.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad