El consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. Foto: EFE

La cuentas de Iberdrola, las más prometedoras del sector energético

stop

Los analistas prevén que el beneficio neto de la energética se dispare un 49% en el segundo trimestre

Madrid, 23 de julio de 2019 (14:02 CET)

Iberdrola tiene todas las papeletas para consolidarse como la empresa del sector energético con las cuentas más sólidas. Se espera que la energética que preside Ignacio Sánchez Galán brille cuando este miércoles haga públicos los resultados del segundo trimestre de 2019, al confirmar el buen comienzo de año de la compañía. Según las previsiones de la revista Inversión, Iberdrola mejorará su beneficio neto un 49% respecto al mismo trimestre del año anterior.

La compañía es una de las empresas del IBEX que publicará este miércoles el balance de sus resultados hasta junio, el mismo día que otras empresas del sector, como Naturgy y Repsol y tan solo un día después que Endesa. Iberdrola ya batió las estimaciones del mercado en el anterior periodo, lo que hace prever que continuará por esta senda cuando actualice las cuentas. 

Lo analistas consultados por Inversión auguran que el beneficio neto de la energética se elevará hasta los 774 millones de euros, lo que supones un 49% más que en el mismo trimestre de 2018. Los expertos consideran que, entre los puntos a favor, Iberdrola destaca por su apuesta en renovables, su "track" financiera, la diversificación geográfica y la creciente remuneración a los accionistas. No obstante, este brillo que desprende la energética puede verse ensombrecido por su elevado precio, que ha subido un 20% en 2019. 

La empresa energética acumula una subida de más del 20% en Bolsa, lo que incentiva las buenas perspectivas de negocio.   Ya el primer trimestre del año el grupo batió todas las previsiones que habían hecho los analistas, al ganar 964 millones, lo que supone un 15% más que entre enero y marzo de 2018.

Los recortes de la CNMC sobrevuelan los resultados

La propuesta de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) de recortar cerca del 20% la retribución de las redes de gas y un 7% la eléctrica ha sido un golpe brutal para el sector, que trata, sin embargo, de defender sus objetivos. Los recortes que plantea la CNMC de 5.000 millones hasta 2026 sobrevuela la temporada de presentación de resultados, ante la disconformidad y el rechazo de las empresas de este negocio. 

Iberdrola, en su plan estratégico 2018-2022, se ha fijado como objetivo de beneficio neto para 2022 una horquilla de entre 3.500 millones y 3.700 millones. Esta actualización del plan se realizó en febrero, por lo que habrá que estar atentos a si recula su previsión tras el anuncio de los recortes de la CNMC. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad