La familia Tarragó se desmarca de nuevo de los Pujol

stop

Los accionistas expulsados de la cúpula de Ficosa aseguran que cumplen con la tributación en España

Josep Maria Pujol, presidente de Ficosa

20 de diciembre de 2011 (11:04 CET)

La familia Tarragó ha puesto de nuevo distancia frente a sus primos hermanos, los Pujol, y aseguran que sus acciones de Ficosa sí que cumplen con tributación en España. El 53% del capital de la multinacional catalana de componentes de la automoción está en paraísos fiscales, tal y como adelantó este lunes Economía Digital. Los Tarragó han aclarado en un comunicado que no tienen ninguna relación con las sociedades San Enterprise of Texas, una instrumental controlada por Cedetex Caribe SA, cuya sede está en Panamá; ni Ficosa Investment BV, radicada en las Antillas Holandesas.

Ambas pertenecen a la rama de Ficosa Inversión SL, el holding de la empresa catalana, que controlan los Pujol. De hecho, entre los directivos de las offshore están Rosa María y Verónica Pujol, hijas del patriarca de esta parte de la familia, Jose María Pujol.

Los Tarragó han informado de que controlan el 44,38% de la propiedad de Ficosa a través de la sociedad Tarragó Pujol y Cía. SA, constituida en febrero de 1976 “con sede y domicilio fiscal en Barcelona”. Asimismo, han dejado claro que “no es propiedad ni está controlada por ninguna otra sociedad radicada fuera del territorio español”.

Ambas familias han iniciado una batalla legal por el control de la multinacional. Los Tarragó han emprendido diversos procedimientos judiciales de naturaleza penal y mercantil, ya que entienden que sus primos hermanos “han lesionado gravemente los intereses de sus acciones, poniendo en peligro, al mismo tiempo, la viabilidad futura de la compañía”, tal como se lee en el comunicado. A lo largo de todo el proceso, los Pujol han preferido no hacer ninguna declaración.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad