La filial británica de Abengoa reestructura su deuda

stop

La empresa busca garantizar préstamos por más 1.500 millones y emisiones por 4.300 millones de euros

Torre solar de Abengoa en Sanlúcar La Mayor (Sevilla)

Barcelona, 09 de noviembre de 2016 (17:32 CET)

Abengoa Concessions Investments Limited (ACIL), la filial de la energética española en el Reino Unido, ha puesto en marcha un programa de reestructuración de su deuda, como parte del plan de viabilidad que ha presentado la compañía para evitar su quiebra.

Este programa se da a conocer al día siguiente que la justicia homologara el acuerdo de refinanciación de la compañía, que ha contado con la aprobación del 86% de los acreedores.

El proceso que inicia la filial en el Reino Unido se conoce como Company Voluntary Arrangement (CVA), y su objetivo es comprometer las obligaciones de ACIL como garante de los préstamos y los bonos que emita frente a los acreedores que no se adhieran al contrato de reestructuración antes del final del período de adhesiones complementario.

Los préstamos afectados que garantiza la filial de Abengoa tienen un importe total de 1.552,9 millones de euros, y se trata de un contrato de préstamo sindicado del 30 de septiembre de 2014 por 1.397,9 millones de euros, otro de financiación corporativa del 6 de julio de 2015 por 125 millones, y otro de financiación corporativa del 30 de julio de ese año por 30 millones.

En cuanto a las emisiones de bonos que garantiza ACIL, se encuentra siete por un importe de 2.840 millones de euros y otras cuatro, pero en dólares, por un monto de 1.679 millones.

Los acreedores de ACIL han recibido este miércoles y la propuesta de la CVA, y a la convocatoria a la asamblea de acreedores, que se realizará el 24 de noviembre en Londres.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad