Torre de Abengoa en Sanlúcar la Mayor, cerca de Sevilla, el 15 de diciembre de 2015. REUTERS/Marcelo del Pozo

La hoja de ruta confidencial de la banca para que Abengoa vea la luz

stop

Las entidades aceptarán quitas medias del 60% pero la empresa deberá entrar en concurso para que los pactos queden recogidos en un convenio judicial. KPMG busca directivos para sustituir a toda la cúpula

Ismael García Villarejo

Torre de Abengoa en Sanlúcar la Mayor, cerca de Sevilla, el 15 de diciembre de 2015. REUTERS/Marcelo del Pozo

Madrid, 23 de diciembre de 2015 (04:00 CET)

El grupo de mayores bancos prestamistas, el ICO y representantes de KPMG mantuvieron este lunes y martes con los representantes de la empresa dos nuevas sesiones para avanzar hacia una solución que evite la quiebra de Abengoa. Los pasos al frente han sido notorios, puesto que además de garantizarse liquidez de auxilio, la energética evitará la bancarrota. Deberá, sin embargo, cumplir con la pena de telediario al exponerse al concurso de acreedores. Los acuerdos se dividen en tres grandes bloques. 

1.- Liquidez

Los prestamistas bancarios, capitaneados por el Santander con una exposición de 1.600 millones, aceptaron la semana pasada inyectar liquidez urgente para nóminas y otros gastos esenciales. Esa situación se repetirá. No se trató de un gesto de generosidad, si no de pura protección. Negarse a inyectar más recursos suponía tener que provisionar este año buena parte de los créditos que firmó con Abengoa. Todas las entidades están en la misma situación.

En apenas 10 días termina el ejercicio y las alternativas para buscar los recursos, con los que garantizar esas dotaciones, eran escasas. Dicho de otro modo, al banco de Ana Botín, por ejemplo, le resultaba más práctico arañar su parte del préstamo puente (unos 80 millones) que buscar 1.600 con los que proteger en balance los créditos problemáticos. La situación, vivida estos días, se prolongará hasta el pacto final.  

2.- Quitas

Los bancos españoles y el ICO aceptan la propuesta impulsada por entidades internacionales, como el Federal Financing Bank (FFB) --el ICO estadounidense--, de estudiar con detenimiento la cartera de activos y su financiación, con el objetivo de detectar los proyectos que, desde un punto de vista de negocio, merezcan salvaguardarse. La opción la defendió KPMG.

La banca esta dispuesta a asegurar la viabilidad de esos activos con quitas de hasta el 60%. En cambio, los grupos de crédito aceptarán la renuncia al 80% de la deuda atada a actividades de difícil evolución o titulaciones a punto de vencer. El objetivo es establecer un cordón sanitario alrededor de la parte sana de Abengoa, una empresa que cerrará 2015 con 1.300 millones en ebitda.  

3.- Nueva cúpula

KPMG activará tras las vacaciones de Navidad la búsqueda y contratación de nuevos directivos para sustituir a la actual cúpula. Los acreedores imponen un nuevo equipo para pilotar la empresa. Mientras tanto, exigen a los actuales responsables que lleven a la compañía hasta el concurso para, inmediatamente, presentar el convenio en los términos avanzados estos dos días.

Llevar los libros al juzgado es un mero trámite para asegurar mayores garantías ante el escenario que se empezó a dibujar este lunes. La posibilidad de titulizar deuda sigue abierta, aunque pierde opciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad