La industria alimentaria decreta el fin de la guerra de precios

stop

Los ejecutivos de las compañías de alimentación cambian de estrategia y abandonan la carrera del precio más barato

Dos empleados en la sección de refrigerados de un supermercado, en una imagen de archivo. / EFE

Madrid , 01 de noviembre de 2016 (20:25 CET)

La guerra de la comida barata parece haber llegado a su fin. La industria de la alimentación, que ha estado encerrada en una guerra de precios desde el inicio de la crisis en 2008, parece tener nuevas preocupaciones como el lanzamiento de productos novedosos o nuevas estrategias de venta por internet.         

La comida low cost, impulsada principalmente por los fabricantes de marca blanca, han derribado los precios de la leche, el aceite y la cerveza, entre otros productos. Pero después de ocho años de batallas continuadas, los grandes fabricantes dan por cerrado el ciclo bajista.         

Un reciente informe de la consultora KPMG demuestra que la preocupación por la guerra de precios entre los directivos de las compañías de alimentación en España se ha desplomado en el último año. En 2015, el 36% de los directivos consideraba que la guerra de precios era su máxima prioridad para superar la coyuntura económica. Hoy, el panorama ha cambiado.         

Este año, ese porcentaje ha caído hasta el 26%. Los directivos de empresas se enfocan en otras batallas diarias como la reducción de coste o las políticas de venta por internet.

Estancamiento

El mercado de la alimentación en España permanece estancado o incluso con ligeros decrecimientos interanuales desde el estallido de la crisis en 2008. Los fabricantes respondieron con rebajas de precios y productos más baratos pero ahora están ideando estrategias diferentes. El año pasado, el mercado de la alimentación supuso unos 95.000 millones de euros

Venta por internet       

La llegada de Amazon a España con la distribución de productos frescos y de supermercado ha coincidido con que los directivos del sector tengan otras preocupaciones en mente. La venta de productos de alimentación por internet comienza a ser uno de los retos del sector. El 30% de los directivos considera que el comercio electrónico es también clave para anticiparse a las nuevas tendencias de consumo.   

Estrategias dispares
      
DIA ha reforzado su estrategia de ventas por internet precisamente con la alianza con Amazon; y Carrefour anunciará la próxima semana una nueva estrategia de onmicanalidad, es decir, de integración de los sistemas de venta por internet a los canales tradicionales.         

Mercadona públicamente rechaza la idea de reforzar su estrategia de ventas por internet, ya que asegura que apenas el 1% de sus ventas proviene de esta vía y que, además, ocasiona pérdidas en las logística de la empresa. Pero fuentes cercanas a la empresa sostienen que los directivos no están de brazos cruzados y buscan nuevas fórmulas para no quedarse atrás en la competencia digital.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad