La letra pequeña de Eroski con su “100% pavo”: agua, almidón, leche y soja

stop

La marca blanca vende como “jamón” un compuesto que no detalla el porcentaje real de carne

Fiambre "100 Pavo" de Eroski.

03 de diciembre de 2013 (21:03 CET)

Parece pavo, se vende como pavo, pero no es pavo. El producto que Eroski ofrece a través de su marca blanca como “100% pavo” es, en realidad, un fiambre que contiene almidón de patata, sal, proteína de soja, estabilizadores E-407 y E-451i, proteínas de leche, lactosa, especias, aromas, antioxidante E-316, conservador E-250 y colorante E-120. También incorpora carne de pavo en una cantidad incierta porque el fabricante, a diferencia de sus competidores, no especifica el porcentaje real del ingrediente.

Eroski explica que cuando promociona el producto como “100% pavo” no quiere decir que realmente lo sea, sino que se refiere a que toda la carne incluida en el compuesto procede del pavo y no de otros animales. La compañía asegura que detalla la verdadera naturaleza del producto en el apartado de información: “fiambre de jamón de pavo”. La descripción legal figura en la parte inferior del envase y con letra minúscula.

Legislación laxa

La Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, asegura que bajo la denominación de “pechuga de pavo” se venden dos productos muy diferentes: piezas enteras y fiambres hechos a base de carne de pavo (generalmente fabricados con las sobras de la carne, nervios y ligamentos) con grandes cantidades de agua y aditivos. La asociación ha pedido la modificación de la ley para impedir que se venda el fiambre como pavo.



La publicación Consumer, editada por la propia Eroski, también se hace eco de las enormes diferencias entre ambos productos y lanza una sorprendente recomendación a los consumidores: que lean con detenimiento las etiquetas para evitar los “mensajes confusos” de los fabricantes. Es, en el fondo, una advertencia contra su propio etiquetado.

Los porcentajes

Los fabricantes suelen especificar en la lista de ingredientes el porcentaje de pavo contenido en el fiambre que ronda entre el 40% y el 70%. Campofrío contiene el 65%, El Pozo el 55% y DIA el 62%. Pero la marca blanca de la cadena vasca, tal vez por anunciar el confuso “100% pavo”, no especifica el porcentaje real en la letra pequeña.

“Está de moda entre la gente que quiere adelgazar, lo que no se dan cuenta es de todos los añadidos que lleva”, explica una dependienta de Eroski.

La cadena de supermercados vasca asegura que es habitual encontrar productos de fiambre de pavo que contienen otro tipo de carnes (una práctica que este diario no encontró en los principales productos del mercado). Y por esa razón quiere comunicar a los consumidores que no utiliza materia prima de otros animales para este compuesto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad