La nueva presidenta de TV3 debe su carrera a CDC

stop

Núria Llorach, licenciada en Psicología, ha sido directora del Institut Català de la Dona, consejera del CAC y miembro de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals

La nueva presidenta de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, Núria Llorach.

Barcelona, 11 de abril de 2016 (20:15 CET)

CDC va perdiendo fuelle a favor de ERC. Los republicanos pisan con fuerza tras hacerse con el control de las finanzas catalanas después de que Oriol Junqueras se convirtiese en conseller d'Economia. Pero los convergentes se agarran todavía a algunas áreas de importancia capital, como el control de los medios públicos, que conservarán pese a la renuncia de Brauli Duart.

El hasta el lunes presidente de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), la entidad que controla TV3, Catalunya Ràdio y el resto de los medios de comunicación de la Generalitat, renunció temporalmente por motivos de salud al cargo y dio el relevo a Núria Llorach (Barcelona, 1962).

Sobre la fidelidad de Llorach al partido que fundó Jordi Pujol no cabe ningún tipo de duda. La nueva presidenta de la Corporació debe su carrera a CDC, que la ha colocado en todos los empleos que ha tenido desde que acabó la carrera de Psicología en el año 1985.

De las políticas para la mujer al sector audiovisual

Ya en los años 80, Llorach entró a formar parte como colaboradora de la Comisión Interdepartamental de Promoción de la Mujer, una actividad que mantuvo hasta el año 2000. En paralelo, entre 1990 y 2000, Llorach fue directora ejecutiva del Institut Català de la Dona, una apuesta de Pujol para impulsar políticas a favor de las mujeres.

Con la llegada del nuevo milenio, Llorach, que tiene un máster en Políticas Públicas y Sociales,  dejó el ámbito de las mujeres para entrar de lleno en el mundo audiovisual. Ya entre 1995 y 1996 había formado parte del Consejo Asesor de Televisión Española en Cataluña. En junio de 2000, fue nombrada consejera del Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC).

El CAC es otra criatura del pujolismo. Se trata de un organismo que vela para que los espectadores de televisión en Cataluña no se sientan ofendidos por los contenidos que ofrecen las cadenas. En teoría, debía ser un órgano independiente compuesto por profesionales del sector. En la práctica, se ha convertido en un refugio bien remunerado para ex políticos de todos los partidos.

Seguirá la estela de Duart

El primer mandato de Llorach terminó en 2002, pero fue reelegida para un nuevo turno de seis años, que concluyó en 2008. Logró entonces una plaza en el otro gran chollo para políticos ya no en activo y profesionales politizados, es decir, consiguió un puesto en la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals, que ha ocupado de forma continuada durante los últimos ocho años.

Fue nombrada a propuesta de CiU en 2008 y repitió en 2012 también por voluntad de los convergentes, que junto a Llorach y tras unas arduas negociaciones con el PP, su socio de entonces, colocaron en la Corporació al hasta ahora presidente, Brauli Duart, y a Antoni Pemán.

La nueva presidenta de TV3 y Catalunya Ràdio ha anunciado este lunes a través de Twitter, tras conocerse su nombramiento, que su gestió seguirá la estela de la de su antecesor.    
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad