Un grupo de ingenieros de la planta de sal vacuum de Iberpotash en Súria. La empresa solicita al juez una moratoria para su escombrera de Sallent. / ICL

La planta de sal vacuum más moderna del mundo está en Súria

stop

La producción se destinará fundamente a la industria química de los países del norte de Europa

Josep Maria Casas

Un grupo de ingenieros de la planta de sal vacuum de Iberpotash en Súria. La empresa solicita al juez una moratoria para su escombrera de Sallent. / ICL

Barcelona, 25 de mayo de 2016 (01:00 CET)

Iberpotash realiza los primeros test a su nueva planta de sal de alta calidad (sal vacuum) de Súria que, cuando inicie su producción en el último trimestre de este año, no solo será la única que exista en España sino también la más moderna del mundo, según apuntan los portavoces de la compañía.

La planta de Súria (Barcelona) producirá 750.000 toneladas de sal vacuum anuales y, para ello, utilizará como materia prima los escombros mineros depositados en la polémica "montaña del Cogulló". La inversión asciende a 45 millones de euros.

La sal vacuum que se producirá en Súria, con una pureza del 99,7%, se destinará básicamente a la industria química. Su demanda está creciendo en los mercados internacionales.

La sal es la alternativa a las contaminantes celdas de mercurio

Uno de los motivos del incremento de la demanda es que la industria química se está adaptando a la directiva de la Unión Europea que prohíbe, a partir de 2017, las celdas de mercurio en los procesos de electrólisis para la obtención de cloro, precisamente por sus efectos sobre el medio ambiente. Como alternativa, estas industrias están aplicando la llamada "tecnología de membranas", que requiere sal vacuum.

El gran mercado de la sal de alta calidad que se producirá en Súria se encuentra en los países del norte de Europa y en Ásia, según precisan los portavoces de la compañía.

La sal se transportará en tren hasta la terminal de ICL Iberia en el puerto de Barcelona, donde se embarcará con destino a otros puertos.

AkzoNobel comprará toda la producción

ICL Iberia, la matriz de Iberpotash, ha firmado un acuerdo con AkzoNobel Industrial Chemicals por el cual esta multinacional holandesa comprará toda la sal vacuum que se produzca en Súria.

Iberpotash proyecta una segunda planta de sal de alta calidad, clónica a la actual, que entraría en funcionamiento en 2019. Con estas dos plantas, la producción se elevaría a un millón y medio de toneladas anuales.

Batas blancas entre mineros

Para la primera planta, que se encuentra en fase de pruebas, se han contratado 25 ingenieros químicos formados en el Institut Químic de Sarrià y en la Universitat Politècnica de Catalunya. Hasta final de año, se prevé crear unos 80 puestos de trabajo gracias a diversas instalaciones que se están poniendo en marcha.

Iberpotash es la compañía que genera más ocupación en la comarca del Bages, con 1.743 empleados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad