La ministra de Trabajo en funciones, Magdalena Valerio/EFE

La plantilla de Abertis pide la intermediación de Trabajo

stop

Abertis presenta el ERE para 140 empleados de las autopistas de Aumar y los sindicatos reivindican que se cumpla el convenio

Barcelona, 24 de octubre de 2019 (04:55 CET)

Abertis puso este miércoles, por fin, el ERE de Aumar sobre de la mesa. Los contratos de esta concesionaria finalizan el 31 de diciembre y el Gobierno ya ha comunicado que no se renovarán. Por ello, la compañía controlada por Atlantia, ACS y Hochtief comunicó a su plantilla que el 31 de octubre iniciarán las conversaciones para el expediente de regulación, que afectará a 140 personas. Los sindicatos ya han empezado a moverse y han pedido al Ministerio de Trabajo que intermedie para que prevalezca su convenio y los despidos sean voluntarios.

El ERE despierta muchas dudas en la plantilla. La primera de ellas es si la cifra dada, 140 afectados, es definitiva. Fuentes sindicales aseguran que a ellos no se la han transmitido, algo extraño teniendo en cuenta que sí aparecía en el comunicado enviado a los medios este miércoles.

Pero además, el hecho de que el Ministerio de Fomento no haya publicado todavía los pliegos del concurso de la AP-7 y la AP-4 provoca que no sepan si la cifra es definitiva. El número de despedidos depende de los que se subroguen, es decir, de los que mantengan su puesto de trabajo con la empresa que tome el mantenimiento a partir del 1 de enero —o cuando se cierre el concurso—. Según los datos que defendía Fomento, de subrogar unos 140, el ERE debería afectar a aproximadamente 160 empleados.

Otra duda, y que genera mayor preocupación, es sobre las condiciones del ERE. Por las conversaciones mantenidas ya con Aumar, los representantes de la plantilla creen que planteará el expediente apoyándose en el convenio de la construcción, con una oferta de 20 días por año trabajado y con la lista de afectados cerrada.

Los sindicatos de Abertis piden que el ERE de Aumar sea voluntario y con la indemnización máxima, como establece su convenio

Los sindicatos de Aumar, CCOO, UGT y USO, defienden que se aplique la cláusula de garantía de empleo que recoge su convenio. Aunque el convenio vence el 31 de diciembre, todavía es vigente. Las partes firmaron esta cláusula para blindarse ante un posible ajuste de empleo. En resumen, compromete a la empresa a no hacer ningún ERE y, en el caso de hacerlo, marca las condiciones: que sea voluntario y con la indemnización máxima, equiparable a un despido improcedente.

Ante las dudas respecto a que Abertis aplique esta cláusula, los representantes de la plantilla de Aumar ha pedido ayuda al Ministerio de Trabajo. Fuentes sindicales han explicado a Economía Digital que, tras transmitir sus dudas a Fomento y ver cierta preocupación en el ministerio de José Luis Ábalos, decidieron recurrir a Trabajo.

Esta misma semana, representantes de CCOO y UGT se han reunido con el Ministerio de Trabajo para pedirle su intermediación con el fin de protegerse y asegurar la aplicación de dicha cláusula. Han solicitado la creación de una mesa a cuatro entre los sindicatos, Abertis, Trabajo y Fomento para tratar el tema y el ministerio de Magdalena Valerio se ha comprometido a instar a las partes a sentarse. Piden que la mesa se reúna antes de la publicación de los pliegos del concurso del mantenimiento de la AP-7 y la AP-4, pero este plazo es ahora mismo muy inconcreto.

La falta de modelo para las autopistas

Los sindicatos, que también defenderán la voluntariedad en la negociación del ERE con Aumar que se iniciará en 31 de octubre, quieren impulsar además una mesa sectorial con las patronales para abordar el futuro del sector y de su plantilla. La falta de un modelo de pago de las autopistas no solo alarma a las empresas; también a los trabajadores que ven cómo el empleo se resiente de decisiones como levantar barreras sin ninguna alternativa.

La falta de alternativa provoca que se produzcan chascos como los de la AP-1, cuyo concurso iba tarde y se solucionó con un contrato de emergencia. Debía durar tres meses, pero ya van diez y sigue en esa situación. Lejos de considerar esta experiencia algo a evitar, Fomento considera el contrato de emergencia un buen plan B y, de hecho, ya trabaja con este escenario para, al menos, la AP-7.

Como adelantó este medio, la licitación del mantenimiento de las dos vías todavía en manos de Aumar no se ha publicado aún y no llegará a tiempo, pues Fomento se ha encallado con un estudio previo del tráfico que no llega y que va para largo. Por ello, plantea el contrato puente, aunque no se sabe si sería con la propia Abertis o con otra empresa, lo que lo complicaría todo todavía más.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad