Trabajadores de la oficina de Google en Londres en una protesta contra los casos de abuso sexual en la compañía. Foto: Twitter

La plantilla global de Google planta cara al acoso sexual

stop

Miles de empleados de Google en todo el mundo protestan contra la dirección de la tecnológica por la gestión de los casos de abuso sexual

Alessandro Solís

Economía Digital

Trabajadores de la oficina de Google en Londres en una protesta contra los casos de abuso sexual en la compañía. Foto: Twitter

Barcelona, 01 de noviembre de 2018 (16:56 CET)

Miles de trabajadores de Google en distintas ciudades del mundo articularon una huelga en las oficinas de la tecnológica este jueves, para protestar contra el manejo de las acusaciones de acoso sexual que ha hecho la ejecutiva de la multinacional estadounidense.

Los empleados de Google se sublevan después de que The New York Times reveló, hace una semana, que el gigante tecnológico protegió al creador de Android, Andy Rubin, tras una denuncia por conducta sexual inapropiada que fue considerada “creíble” tras una investigación interna.

Según el reportaje, Google pagó unos 90 millones de dólares a Rubin por su salida de la empresa. El consejero delegado de la compañía, Sundar Pichai, reveló después de la controversia que han suspendido a 48 personas por malas conductas sexuales desde 2016, de los que 13 eran “altos cargos".

Pichai dijo que apoya la huelga de los trabajadores y que se dispondrá a escuchar sus preocupaciones.

Paros a las 11 horas en las oficinas de Google

Las primeras manifestaciones de trabajadores de Google tuvieron lugar este jueves en las oficinas asiáticas de la tecnológica, como las de Singapur y Tokio, y continuaron en localidades europeas como Londres, Berlín y Zúrich.

Empleados de todo el mundo han convocado a sus compañeros a organizar paros a partir de las 11:10 hora local en cada una de las sedes de la compañía, por lo que se espera que las protestas prosigan a lo largo del día a EEUU a medida que llegue esa hora en cada hora.

Parte del disgusto que acusan algunos trabajadores se debe a que, cuando Rubin dejó Google en octubre de 2014, la empresa no hizo público que una empleada lo acusó de forzarla a practicarle sexo oral en un hotel en 2013, según dijeron dos ejecutivos al diario estadounidense que destapó el escándalo.

Hemeroteca

Google
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad