La quiebra de Abengoa México enturbia el rescate en España

stop

Más de la mitad de los 600 millones de euros que deben aportar los fondos se destinarán a las plantas A3T y A4T y al acueducto de El Zapotillo

Abengoa inicia en México la construcción del acueducto de El Zapotillo

Madrid, 21 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

Los problemas de Abengoa no se acaban nunca. Cuando todo parecía definitivamente resuelto, con el plan de reestructuración atado y bien atado y a la espera de que llegaran los más de 600 millones de euros comprometidos para sacar adelante el plan de rescate, una juez mexicana acaba de arrojar un nuevo jarro de agua fría al declarar la quiebra de Abengoa México.

La decisión de Gabriela Elena Ortiz González, magistrada titular del Juzgado Sexto de Distrito en materia civil de la Ciudad de México, declara el concurso mercantil de la filial azteca a petición de Banco Base, por el impago de 5,4 millones de pesos (unos 310.000 dólares y casi los mismos euros) correspondientes a una emisión de bonos.

Medidas cautelares

La juez había admitido a trámite la demanda de concurso involuntario interpuesta por Banco Base el pasado mes de agosto, y mientras tomaba una decisión --la que ahora ha evacuado-- determinó la prohibición de que Abengoa México realizara pagos de obligaciones vencidas con anterioridad a la fecha de admisión del concurso mercantil.

Además, entre las medidas cautelares, impedía el establecimiento de cualquier pacto hecho en el pasado o que se pretenda realizar con sus acreedores en el futuro. Y también se prohibía a la filial azteca vender y gravar bienes inmuebles, lo que incluía transferencias de recursos o valores en favor de terceros.

120 millones de bonos impagados

En México, Abengoa adeuda más de 2.000 millones de pesos (unos 120 millones de euros) a acreedores que optaron por sus bonos, y dejó de cumplir con sus obligaciones financieras en noviembre de 2015, cuando la matriz entró en preconcurso en España e inició las negociaciones para reestructurar su deuda. En agosto pasado, Abengoa México anunció la salida de Fernando López de Carrizosa como presidente tras tan solo ocho meses en el cargo.  

Abengoa, en el comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se apresuraba a restar importancia al concurso, y mostraba su sorpresa por la decisión judicial, contraria al pronunciamiento de los peritos judiciales. Además, destaca que el auto es recurrible y, al no ser firme, no supone la pérdida de la administración por parte de los actuales gestores.

México, clave en el rescate

La filial mexicana resulta clave en la salida adelante del plan de viabilidad de Abengoa. Cuenta con uno de los proyectos –la planta de cogeneración A3T– que ha servido de garantía para que los fondos de inversión dieran su brazo a torcer y accedieran a refinanciar los más de 500 millones aportados en el último año y aportaran esos 600 más que se esperan como agua de mayo para poner en valor algunas actuaciones paralizadas.

La planta A3T es una planta de 265 megavatios –localizada en la ciudad de Villahermosa, en el Estado de Tabasco, para su entrega al Complejo Procesador de Gas Nuevo Pemex (CPGNP)–, para la que el plan de rescate ha reservado unos 230 millones, un tercio del dinero nuevo.

Norte III y El Zapotillo

Un proyecto vital, junto a la filial estadounidense Atlantica, para que la reestructuración financiera de Abengoa haya salido adelante. Pero no el único en el que los acreedores han puesto las miradas para recuperar, lo antes posible, el dinero aportado más los lucrativos intereses pactados.

También se encuentra en México –en la misma ciudad de Villahermosa– la planta A4T, planificada para ampliar la A3T con una potencia de 680 megavatios, así como la central de ciclo combinado Norte III en Ciudad Juárez, con una potencia de 924 megavatios, o el acueducto El Zapotillo, una línea de conducción de 140 kilómetros de longitud destinada a beneficiar a dos millones de habitantes de los Altos de Jalisco y León.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad