La UDEF detalla cómo alteró Acciona el concurso de Zaragoza Plaza a su favor

stop

El Gobierno aragonés favoreció la contratación del grupo de los Entrecanales incluso con la incorporación de una tercera fase en el proceso para superar a su rival, ACS

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, y el de ACS, Florentino Pérez | EFE

27 de septiembre de 2014 (19:14 CET)

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) cuestiona el proceso de licitación de la Plataforma Logística Zaragoza, el caso Zaragoza Plaza, desde el momento en el que empezó la licitación. En un informe remitido al Juzgado de Instrucción 1 de la capital aragonesa el pasado 15 de septiembre, la policía judicial muestra cómo los gerentes de la empresa semipública favorecieron la oferta presentada por Acciona para hacerse con la concesión en detrimento de su rival en el concurso, ACS.

Los pliegos del concurso fueron aprobados en enero de 2003, pero en la documentación intervenida en el ordenador del ex gerente de la empresa semipública, José Ricardo García Becerril, la UDEF ha encontrado pruebas de que el Gobierno aragonés decidió incrementar la valoración inicial de la oferta del grupo de los Entrecanales para superar a su rival. “Sin la elevación de la puntuación en los criterios discrecionales, solicitada por el gerente a instancias de la consejería y ejecutada por el director técnico, la UTE Necso-MLN [Acciona], seguramente no hubiera pasado el corte a la segunda vuelta”.

Cambios en el pliego

Las irregularidades en el proceso de adjudicación no terminan aquí. Para asegurarse de que ACS no se haría con la concesión, el Gobierno aragonés acordó una “tercera vuelta sin estar prevista en el pliego”. El objetivo final de la renovación del proceso es claro: “Dar oportunidad a la UTE Necso-MLN de ser la adjudicataria de este contrato”.

Acciona firmó el contrato con el Ejecutivo aragonés en junio de ese año. Poco después de hacerse con la construcción del polígono, la concesionaria modificó las obras incluidas en el proyecto para conseguir las máximas plusvalías a su favor, según la investigación de la UDEF. En el texto remitido al tribunal aragonés, la policía indica que la actualización de las obras de la primera y la segunda fase del polígono tienen una “proyección técnica y económica completamente ajena a lo que había sido contratado por Plaza”.

Desviación previa de hasta 365,8 millones

Los nuevos gerentes de la empresa semipública encargaron un estudio privado que cifraba en 150 millones el desfalco de sus predecesores en el cargo. Entre la documentación almacenada en el ordenador de García Becerril, la policía judicial ha encontrado un documento en el que Acciona ya presupuestaba una desviación de la obra de 365,58 millones de euros en 2003, cuando ni siquiera se había sacado a concurso la segunda fase de las obras.

La policía judicial detalla una presunta trama que desvió dinero público en la que aparecen los ejecutivos de Acciona en la zona (los dos gerentes de la UTE, José María Jordán y Miguel Ángel Bretón, el jefe de administración de la UTE, José Luís Rodríguez Cachafeiro, y el ex director de infraestructuras del grupo, José Luis Albendia); el gerente de la empresa semipública, García Becerril, quien supuestamente se lucró personalmente; el director técnico, Miguel Ángel Pérez Cervantes; el director de obra de Plaza, Ignacio Sarria; y el director de obra de la empresa que ejecutó los trabajos, Nicolaas Groenvels.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad