Sede de la aseguradora Caser.

Las aseguradoras se disputan Caser en la recta final de su venta

stop

Falta por decidir qué papel jugará el principal accionista, la francesa Covéa, en la operación para adquirir Caser, valorada en 1.100 millones de euros

Madrid, 02 de diciembre de 2019 (11:50 CET)

La venta de Caser está llegando a su recta final. Tras un dilatado proceso, las aseguradoras Nationale Nederlanden, Ageas, Helvetia y Santalucía ultiman sus ofertas por la compañía, valorada en alrededor de 1.100 millones de euros. Este martes finaliza el periodo en el que las cuatros firmas tratarán de hacerse con el 60% del paquete accionarial. 

Aún falta por conocer qué papel jugará la aseguradora francesa Covéa, principal accionista de Caser con un 20%, y que también se ha rumoreado que podría ser una de las compradoras. Según señalan fuentes del sector a la agencia Efe, finalmente podría deshacerse de su participación "si el precio es atractivo". 

Caser es, desde los años 60, una de las referencias de las antiguas cajas de ahorro de España, que tras la crisis fueron absorbidas por los bancos. Esto ha propiciado que el accionariado de la aseguradora esté compuesto por Bankia (15%), Ibercaja (13,95%), Liberbank (12,22%), Unicaja y Abanca (9,99%), Caixabank (5,48%), Sabadell (1,79%), Cecabank (1,55) y BBVA (0,24%).

Según indicaron fuentes conocedoras del proceso a Economía Digital, las entidades con mayor participación están interesados en "optimizar" el precio de la venta de Caser, aunque también querrían controlar que la aseguradora no sea comprada finalmente por un competidor en el mercado español que les pueda arrebatar cuota de mercado. 

En este sentido, que algunos bancos como Caixabank, Sabadell o BBVA, cuya participación en Caser es heredada de otras operaciones de compra de entidades, podrían abrir la puerta a especulaciones siguiendo las fuentes consultadas por Efe.

Un proceso con "fricciones" en el camino

A pesar de que los bancos vendedores están interesados en sacar el mayor precio por Caser, algunos accionistas como Unicaja, Liberbank o Ibercaja, que permanecerán en el capital tras la venta, querrían nuevos accionistas para hacer crecer a Caser, según explicaron fuentes del mercado a Economía Digital a mediados del pasado mes. 

Caser, que cuenta con 40 oficinas, 1.600 empleados y 2,3 millones de clientes en España, obtuvo un beneficio neto de 87 millones de euros en 2018, un 32% más que en el ejercicio anterior. Los buenos resultados no sufrieron el impacto de los ingresos por la actividad aseguradora, que cayó un 5,4% hasta 1.498 millones. 

A pesar de una disminución de los ingresos totales, del 16% hasta 1.630,5 millones de euros, la compañía informó de un beneficio neto un 32% superior, mientras que la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) se incrementó hasta el 9,3%. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad