Las cuentas de FCC arrojan una pérdida histórica de 1.506 millones

stop

Los costes de la reestructuración y saneamiento del grupo han lastrado las cuentas de la constructora

La presidenta de FCC, Esther Alcocer Koplowitz | EFE

28 de febrero de 2014 (09:14 CET)

FCC se desploma. La compañía dirigida por Esther Alcocer Kpplowitz ha aumentado la brecha de las pérdidas un 46% hasta los 1.506 millones de euros, la mayor de la historia del grupo.

La compañía ha sostenido que los números rojos es producto del coste de la reestructuración interna y del saneamiento de todos los negocios. El impacto económico de todo ello ha sido de 1.680 millones, ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de valores (CNMV).

Desinversiones

Las cuentas de la compañía recogen un deterioro de fondo de comercio y otros activos por importe de 469 millones de euros y provisiones "excepcionales" por 231 millones.

Asimismo, los resultados incluyen deterioros de créditos a empresas filiales del área de construcción por 74 millones y un impacto de 906 millones por la quiebra y desconsolidación de la constructora austriaca Alpine y la venta del negocio de energías renovables.

Lastrada por el mercado doméstico


FCC indica que en caso de descontar todos estos saneamientos y provisiones, las cuentas de 2013 hubieran presentado un beneficio antes de impuestos "ligeramente" positivo. La cifra de negocio de la compañía se redujo el 9,5% el pasado año, hasta 6.726,5 millones de euros, afectados por el mercado doméstico.

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (ebitda), se situó en 719,9 millones, el 12,2% menos. La compañía de construcción y servicios logró recortar el 15,7% su endeudamiento neto durante 2013, de forma que a cierre del ejercicio se situó en 5.975 millones.

En estos momentos, la compañía está inmersa en la reestructuración financiera de una deuda que asciende a los 4.600 millones de euros. La mitad del macrocrédito está en manos de la banca española. Aunque es el Santander el que más se juega con la operación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad