El edificio del Corte Ingles (izquierda) junto al edificio de Zara y la torre BBVA. EFE
stop

El Corte Inglés venderá una megacartera de 130 activos inmuebles valorada en más de 1.500 millones de euros para sanear su deuda

Madrid, 24 de diciembre de 2018 (11:57 CET)

El Corte Inglés, siguiendo con su estrategia de reducción de deuda, venderá una megacartera de inmuebles con una valoración superior a los 1.500 millones de euros, lo que supondría la mayor desinversión planteada hasta ahora por la compañía. Una noticia que el sector inmobiliario ha recibido con interés.

Grandes inversores como Blackstone, Merlin Properties, Apollo, Starwood (junto con Drago Capital), Tristan Capital Partners y Castellana Properties se sitúan entre los principales candidatos a adquirir inmuebles de la cartera, según Expansión.

Entre los favoritos, el estadounidense Blackstone es uno de los más activos en los últimos años en el mercado español. En 2018 destinó más de 5.000 millones de euros, el 30% del volumen del sector. 

Por su parte, ya trascendió en noviembre que Merlin Properties estaba en conversaciones con El Corte Inglés para una posible alianza en el sector logístico. En un hecho relevante que envió a la CNMV aseguró que se trataba de "conversaciones muy preliminares".

El Corte Inglés pone a la venta 130 activos que superan los dos millones de metros cuadrados

En total, se ponene a la venta 130 activos inmobiliarios que superan los dos millones de metros cuadrados. De ellos, pueden salir a la venta oficinas, solares, supermercados, locales y centros comerciales y superficie logísticas.

No se incluirá ningún activo estratégico para el grupo de distribución ni, por tanto, ninguno de los grandes almacenes.

Aunque se trata de una cartera muy diversificada, el grueso son naves logísticas y locales comerciales, entre los que se incluyen tanto puntos de venta situados en el interior de centros comerciales, como agencias de Viajes El Corte Inglés y tiendas de Sfera.

Finalmente, será la consultora PwC quien analizará el portfolio para decidir la mejor estructura de venta. El gigante de la distribución puso en marcha un concurso entre PwC, KPMG y Deloitte, tres de las denominadas Big Four, para coordinar la venta de sus activos. 

Desinversiones millonarias

El grupo español cerró la semana pasada su mayor venta de edificios hasta ese momento: 160 millones de euros por los centros de Parquesur (Leganés) y La Vaguada, ambos en Madrid.

La venta se realizó a Unibail-Rodamco-Westfield (URW), la mayor inmobiliaria europea y una de las más grandes del mundo. El Corte Inglés continuará operando en estos centros comerciales en régimen de inquilino.

"Nunca comentamos desinversiones. Estamos abiertos a oportunidades y si hay alguna la analizamos y si es el momento oportuno lo aprovechamos", aseguraron fuentes de El Corte Inglés sobre posibles ventas futuras.

El Corte Inglés también vendió en agosto a Inbest, un vehículo de Corpfin Capital Real Estate, dos centros en Madrid (Princesa) y Bilbao (Gran Vía) por 93 millones. Unos meses después, traspasó también a Inbest dos locales convertidos en una única superficie comercial y ubicados en Valencia por 90 millones.

En todas estas operaciones, el grupo se quedó como inquilino de los locales vendidos. Antes, había desinvertido el 40% de Iberiafon, dueña de Torre Serrano en Madrid, por 50 millones a Infinorsa, que ya controlaba el otro 60%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad