Las sospechas sobre una candidatura ‘títere’ enturbian las elecciones al Colegio de Médicos de Madrid

stop

La correduría de seguros Uniteco Profesional intenta retener los resortes de poder de la institución para mantenerse como proveedor preferencial. Una auditoría revela el cobro de servicios a precios muy elevados con la presunta complicidad de la antigua presidenta

23 de mayo de 2012 (00:47 CET)

Las elecciones de este jueves en el Colegio Oficial de Médicos de Madrid podrían revalidar en el poder absoluto de la entidad a Uniteco Profesional, la correduría de seguros que ha influido hasta ahora en la gestión de la institución para beneficiarse de un trato preferencial, según denuncian varios colegiados.

Las sospechas apuntan a que esta empresa pretende repetir la maniobra que le ha permitido influir en el control del órgano durante el último mandato.

La compañía cuestionada ha potenciado y sufragado la campaña de la psicóloga Sonia López, a la que el resto de candidatos consideran “una títere” de Uniteco. Según los competidores, la firma aseguradora ha pagado el envío de obsequios y las acciones publicitarias de López con la intención de perpetuarse en el control de la institución.

Esta empresa tomó los resortes de poder del colegio durante el mandato de la anterior presidenta, Juliana Fariña, a la que también aupó hasta el cargo. En noviembre fueron desalojados por los colegiados con una aplastante mayoría de votos.

Facturas infladas

Las sospechas arrecian con las auditorías internas encargadas precisamente tras la asamblea que señaló la salida de la institución a Uniteco y que además forzó la dimisión de Fariña.

Según las tasaciones independientes, Uniteco habría girado al cobro facturas con sobre costes de hasta 10 veces el precio medio de mercado.

El caso más flagrante corresponde a la contratación de los técnicos que desarrollaron el sistema de ‘ventanilla única’. Uniteco presentó un presupuesto de más de 200.000 euros para un trabajo que, según los peritos, vale 20.000. Cuando se detectó la presunta irregularidad, el colegio ya había pagado 120.000 euros.

Irregularidades por 800.000 euros


El Colegio Oficial de Médicos de Madrid es una entidad saneada y que gestiona un presupuesto de ocho millones de euros al año. La obligatoriedad de formar parte de la institución para ejercer la medicina posibilita este estado financiero.

El interés de Uniteco por el control del colegio se explica en la gestión de 38.000 pólizas y las posibilidades que ofrece un presupuesto similar, según los colegiados disconformes con su presencia. Cada médico toma un seguro de vida con su cuota.

Tras la dimisión de la anterior presidenta, se detectaron irregularidades por valor de 800.000 euros, aunque la actual junta --que tomó las riendas hace seis meses para convocar elecciones-- confirma que se están recuperando.

Conflicto en Valencia


Pero la batalla de la institución colegial de Madrid no es la única. En el Colegio de Médicos de Valencia se gestó un conflicto con tintes similares que se abortó: el descontento con Uniteco acabó con una denuncia en la Dirección General de Seguros, dependiente del Ministerio de Economía.

La propia presidenta, Rosa Fuster, aupada a ese cargo con el apoyo de la correduría, está recuperando parcelas de poder, según fuentes solventes. Oficialmente, el Colegio de Médicos no ha facilitado su versión.

Uniteco también intentó introducirse en el Colegio de Médicos de Sevilla. Sus gestiones acabaron con una denuncia ante la policía de su presidente, Carlos González, por un presunto intento de chantaje y soborno por parte de un empleado de la entidad aseguradora en vísperas de las elecciones a la institución colegial.

Esa denuncia acabó en los juzgados y finalmente se ha saldado con un acuerdo, según fuentes de esta institución, que no han facilitado los términos del mismo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad