Lidl hace trampa con su oferta de jamón ibérico en Black Friday

Lidl hace trampa con su oferta de jamón ibérico en Black Friday

stop

La cadena de supermercados intenta engañar a los consumidores con etiquetados y folletos comerciales ambiguos de una oferta de jamón ibérico de bellota

Barcelona, 28 de noviembre de 2019 (16:15 CET)

La temporada de trampas en la venta de jamón ibérico oficialmente ha comenzado, y Lidl ha dicho "presente". La cadena alemana de supermercados ha lanzado una agresiva oferta comercial para Black Friday (en su caso, Black Week) de jamones ibéricos de bellota con etiquetados y consignas publicitarias diseñadas para confundir a los consumidores y que estos no sepan realmente qué están comprando.

La promoción inició el pasado lunes 25 de noviembre y acabará el próximo domingo 1 de diciembre. Se trata de un jamón de bellota ibérico de la marca Nobleza Castellana, fabricado por Industrias Cárnicas Villar –adquirida por la catalana Costa Food Group en diciembre de 2018–. En esta temporada de rebajas, Lidl vende la pieza de entre 8 y 9 kilogramos al precio de 299 euros, un verdadero chollo según fuentes del sector.

No obstante, tanto la cárnica como la cadena de supermercados han incurrido en numerosas irregularidades a la hora de promocionar el jamón. Errores que han intentado subsanar antes de la publicación de este artículo, tras ser interpeladas ambas empresas por Economía Digital. El producto en cuestión es un jamón de bellota 50% raza ibérica, pero tanto Lidl como Villar se han esforzado para disfrazarlo como uno de 100% raza ibérica.

Los trucos de Lidl para vender jamón ibérico de bellota

Las ventas de jamón ibérico de bellota se disparan en los últimos meses del año, y la competencia en el sector es brutal conforme se acercan las Navidades. Este medio ha registrado tramas del jamón en muchas cadenas de supermercados en los últimos años, y ahora Lidl se ha sumado a la lista con una publicidad que roza el calificativo de embustera. Veamos por ejemplo la siguiente imagen:

Publicidad engañosa de Lidl para la semana del Black Friday: la brida y el etiquetado del jamón ibérico en la imagen no se corresponden
Publicidad engañosa de Lidl para la semana del Black Friday: la brida y el etiquetado del jamón ibérico en la imagen no se corresponden

Sobre un fondo negro, brilla una pieza de jamón ibérico Nobleza Castellana al lado izquierdo del logotipo de la Black Week de Lidl. La posibilidad de conseguir esta preciada mercancía a precio de derribo puede distraer a los clientes de la relevante información que contiene la imagen. ¿Miente la brida (pieza de plástico de color que se coloca en las cañas de la pierna de cerdo, casi a la altura de la pezuña), o miente la etiqueta comercial?

Cada vez más consumidores –pero no todos, desde luego– saben que una brida de color rojo indica que el animal no es de raza 100% ibérica, sino cruzado, ya sea con una pureza racial del 50% o del 75%. Pero la etiqueta comercial de Nobleza Castellana indica que es un jamón de bellota 100% ibérico. Y esta misma imagen, pero con otro diseño, aparece también en la web de Industrias Cárnicas Villar, con el mismo error.

Después de notificarle este periódico de este asunto el miércoles, Lidl cambió todas las imágenes de esta promoción (como veremos en breve, la de arriba no era la única publicidad engañosa de la empresa alrededor de este producto). Sin embargo, al cierre de este artículo la cadena de supermercados no ha respondido las preguntas de este medio. Pero el fabricante del jamón ha confirmado que estamos ante un anuncio equívoco.

El director general de Industrias Cárnicas Villar, Fernando Rodríguez, primero acreditó el error a Lidl y después admitió que su empresa en parte es también culpable. "La única explicación es que es un error en la maquetación del folleto, que no del producto. La vitola es una imagen del jamón de 100% raza ibérica pero el producto que se está suministrando es del 50%, no del 100%", explicó en primera instancia Rodríguez.

No obstante, después de asegurar que "era la publicidad de Lidl la que había recogido un error" se le indicó que la web de Industrias Cárnicas Villar alberga una fotografía con la misma irregularidad, a lo que el encargado del fabricante reconoció que "posiblemente nazca el error en esa imagen nuestra". Rodríguez se comprometió a corregir la imagen, matizando que la página "no es una web comercial de venta".

Esta es la imagen que hasta este jueves aparecía en la web de la cárnica perteneciente a Costa Food Group:

jamon villar edit
Industrias Cárnicas Villar promociona en su web un jamón de bellota 50% ibérico con una etiqueta comercial que dice que es de raza 100% ibérica

Más engaños de Lidl

Antes de contactar con Lidl, este medio guardó capturas de pantalla de las irregularidades de esta oferta, que solo está disponible en la web lidlonline.es. En este enlace se puede ver la página de compra de este jamón y la imagen en la que se ve claramente la incongruencia entre la brida roja y el etiquetado comercial. Y en este enlace se observa la misma trampa, pero con una falsa paleta de raza 100% ibérica que se vende por 99 euros.

Pero hay más ejemplos. Atención a esta publicidad que aparecía en la versión móvil de la web de Lidl hasta hace unas pocas horas (clic en la imagen para ver en grande):

jamon lidl movil
Anuncio de Lidl que dice que el cerdo ibérico fue "alimentado 100% con bellota"

La baja calidad de la imagen y el tamaño pequeño de la pantalla del móvil no permiten ver con la calidad deseada la etiqueta del jamón, que nuevamente dice "100% ibérico". Pero nos enfocamos ahora en la publicidad de Lidl, que menciona tanto la marca como el tipo de jamón, aunque en esta ocasión sin incidir en la pureza racial. El truco aquí radica en la letra pequeña, que dice "alimentado 100% con bellota".

Fuentes del sector afirman que es imposible que un cerdo se alimente solo de bellotas. Este es un alimento estacional al que el cerdo ibérico está expuesto solo en la fase de montanera (o engorde), previa a su sacrificio. El resto del año, el animal come pienso y otros recursos naturales de la dehesa, y la normativa indica que solo puede coger las bellotas en el campo libremente; es decir, que nadie se las puede dar de forma directa.

Esto lo confirman incluso desde Industrias Cárnicas Villar, que echa balones fuera con este asunto. "Faltaría que (la imagen) hubiera añadido (la frase) 'en la época de montanera', obviamente", ha explicado Fernando Rodríguez, que ha afirmado que "el texto (promocional) no lo hicimos nosotros". El director general de la cárnica admitió que la presencia del "100%" en el texto puede confundir a los consumidores.

Estamos –al igual que en muchos otros casos relacionados con el jamón español– ante una seguidilla de presuntos "errores" que, en su conjunto, pueden generar un efecto psicológico adverso en el consumidor y llevarle a comprar un producto pensando que es de calidad superior a la verdadera. El jefe de comunicación de Asici –la patronal del sector y encargada de poner las bridas de colores– no ha respondido la llamada de este medio.

Ya decía el Real Decreto 4/2014, de 10 de enero, por el que se aprobó la norma de calidad de los productos cárnicos ibéricos, que "se han detectado dificultades en relación con la aceptación y conocimiento de los productos por los consumidores, como consecuencia de una excesiva variedad de menciones en el etiquetado que puede inducir a confusión al consumidor".

Además, el mismo decreto dice que, "en el etiquetado, facturas, albaranes, publicidad, folletos y cartelería en el punto de venta, así como en las acciones promocionales o publicitarias, deberá figurar completa la denominación de venta de los productos objeto de la presente norma". Un lustro después, todos estos problemas siguen vigentes.

¿Y el precio? ¿Cómo es posible?

Además de la incongruencia entre la etiqueta comercial y la brida, y de las evidentes falsedades en los folletos comerciales de Lidl, fuentes del sector del jamón ibérico han explicado a Economía Digital que también les parece sospechoso el precio de este producto, de 299 euros en la Black Week de estos supermercados. "Ahora mismo, un jamón de cerdo ibérico cruzado nunca te va a bajar de la franja de los 50-52 euros el kilo", dicen.

El ibérico que Lidl tiene en oferta pesa, según la empresa, entre 8 y 9 kilogramos, por lo que el kilo sale a 37 euros. Pero las fuentes afirman que ese es apenas el precio industrial, sin contemplar logística, transporte, IVA ni margen de beneficio, y sin siquiera mencionar el cuchillo y jamonero de regalo que incluye la promoción. No se explica, inciden, este precio tan bajo, cuando una pieza debería rondar el importe de los 400 euros en tienda.

Estas fuentes aseguran que alguien sale perdiendo con este precio porque "no salen las cuentas", y señalan que es probable que el perdedor sea el consumidor. "Eso no es correcto, no es cierto", ha insistido Fernando Rodríguez de Industrias Cárnicas Villar. "Treinta y tantos euros por kilo es lo razonable. Es un precio que puede ser más o menos agresivo, pero está dentro del mercado", ha añadido.

Una polémica similar tuvo lugar entre 2017 y 2018, cuando Carrefour vendía jamones ibéricos de bellota por 195 euros, cuando los jamoneros aseguraban que era "imposible" comercializar el producto por menos de 250 euros en ese momento. Las críticas surgieron a la luz de una investigación de la Guardia Civil sobre los cárnicos de la empresa Comapa, que desde entonces ha entrado en una crisis que le llevaron a un concurso de acreedores.

Entonces, el director gerente de la empresa de jamón ibérico Señoría de Montanera, Francisco Espárrago, explicó a este medio que "un jamón ibérico de bellota tiene unos costes de producción de unos 150 euros antes de añadir los costes de transporte, etiquetado, IVA y la comisión de los distribuidores. El precio de una pieza de 7 kilos es, sin ganancia alguna, de entre 250 y 300 euros".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad