Los analistas creen insuficiente la inyección qatarí en El Corte Inglés

stop

AMPLIACIÓN DE CAPITAL

Imagen de uno de los establecimientos de El Corte Inglés / Reuters

en Barcelona, 13 de septiembre de 2015 (14:03 CET)

Los mil millones de euros llegados desde el Golfo Pérsico no parecen suficientes. La ampliación de capital de El Corte Inglés necesitará de más dinero exterior para acometer la expansión internacional que la familia Areces tiene en mente para el principal grupo de distribución en España.

El semanario británico The Economist analiza en su último número la reciente venta del 10% del capital de la firma al jeque catarí Hamad Bin Jassim. En un artículo titulado 'Opening up', varios analistas apuntan a la necesidad de "más capital para alcanzar la histórica ambición de expandirse" más allá de las fronteras de la península Ibérica (el grupo ya cuenta con dos establecimientos en Portugal).

El texto subraya que, a pesar de la operación, la familia Areces seguirá controlando la compañía, aunque Bin Jassim contará a partir de ahora con un asiento en el Consejo de Administración.

Expulsión de socios díscolos 

Igualmente, The Economist se hace eco de las críticas internas que la dirección del grupo ha recibido por la entrada de capital extranjero a un precio, según diversas voces, por debajo del mercado. Y que ha provocado la expulsión de Carlota y Javier Areces de sus órganos de gobierno.

Abengoa, FCC, OHL...

La publicación británica analiza los movimientos en El Corte Inglés dentro de una tendencia creciente entre las grandes empresas familiares españolas "agobiadas por las deudas". Y, concretamente, cita los casos de Abengoa, en busca de capital externo desde hace messes, y OHL.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad