Los barrenderos de Madrid cobrarán la mitad que los de BCN

stop

Las nuevas concesionarias proponen una rebaja de condiciones del 43% en el paquete anual, según los sindicatos

Cúmulo de basura junto a la Plaza Mayor de Madrid.

12 de noviembre de 2013 (21:35 CET)

Los barrenderos y jardineros de Madrid tendrán una retribución anual que será 50% inferior a lo que cobran en Barcelona, según los datos de los trabajadores que llevan una semana en huelga.

Un barrendero sin pagas extras ni antigüedad cobra en Madrid 1.050 euros mensuales, más 2,5 mensualidades de pagas extras. En Barcelona, el salario de la misma categoría se ubica en los 1.200 euros netos, según explica José Joaquín Sánchez, portavoz de Comisiones Obreras en Barcelona.

Pero los barrenderos de Madrid se enfrentan a un recorte del 43% de su paquete anual propuesto por las tres concesionarias de la limpieza de las calles y jardines de Madrid, según los trabajadores. Sacyr, OHL y FCC han planteado una reducción salarial y el despido de 1.200 trabajadores.

“Hemos calculado, con todas las rebajas que proponen, que nuestro sueldo irá a los 700 euros, lo que nos arrastraría a la exclusión social”, explica Juan Carlos Del Río, portavoz de UGT en Madrid. “Seguiremos la huelga hasta el final”, añadió.

La propuesta

En medio del conflicto laboral que tiene las calles de Madrid llenas de basura, las empresas dan unas cifras completamente diferentes. “El salario de un operario promedio es de 23.000 euros anuales y el de un conductor de 25.800 euros anuales, ambos con contratos de antigüedad de 15 años”, explican Sacyr, OHL y FCC que también han planteado un Expediente de Regulación de Empleo, ERE, de 1.200 trabajadores.

Las empresas han propuesto un recorte salarial del 9% y la supresión de algunos beneficios como las pagas por antigüedad y los complementos en caso de enfermedad. También intentan aumentar en 2,5 horas semanales la jornada laboral. El paquete, según los cálculos sindicales, representa que los barrenderos sin complementos pasarán de 1.050 euros a 700 euros netos.

Reuniones

La Inspección del Trabajo instó a las partes ayer a celebrar varias reuniones para acercar posturas en relación a los Expedientes de Regulación de Empleo. Las concesionarias han propuesto reducir a la mitad el número de despidos (de 1.200 a 600) si la totalidad de la plantilla acepta un ERE temporal durante 4 meses.

Mientras las posiciones continúan alejadas, la presión por la huelga crece. Las calles comienzan a desbordarse de basura y este martes 11 operarios fueron agredidos por cumplir con los servicios mínimos pactados.

La alcaldesa, Ana Botella, insiste en que no se trata de un problema de su competencia y limita el conflicto a una negociación entre sindicatos y empresas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad