Los descuentos de Internet sacan las vergüenzas de las aseguradoras médicas

stop

Dos "start-up" facturan 5 millones de euros con un singular negocio de rebajas en consultas y operaciones médicas privadas

Entrada de la clínica Quirón de Barcelona, en una imagen de archivo

Madrid , 23 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

¿Es rentable para una persona sana, que casi nunca va al médico, pagar por un seguro de salud? Las listas de espera en la sanidad pública y las ofertas agresivas de aseguradoras como Adeslas, Sanitas o Asisa han disparado las contrataciones de seguros de salud. Pero sus asegurados menos habituales y los que sufren las restricciones de cobertura se preguntan si sería más provechoso acudir a un médico privado cada vez que surja alguna emergencia.

María G.P., una suscriptora de Sanitas, buscaba desesperadamente un médico para la operación de su tío, un octogenario que sufría estenosis lumbar. Recorrió médicos de la sanidad pública y de la privada pero casi nadie quería operarle, por lo que decidió acudir a un médico privado.

Los enormes costes hicieron que buscara descuentos de servicios médicos por Internet. Entonces descubrió una compañía desconocida hasta ese momento: iGlobalMed.com, una plataforma de servicios médicos privados que ofrece descuentos sobre los precios de las consultas convencionales.

Negocio de emprendedores
  
"Elegí a un médico del hospital Ruber Internacional, y me di cuenta de la enorme diferencia de precios. Si algunos médicos de esa clínica cobran 300 euros por consulta privada, a través de esta web, podía conseguirse la misma cita por 100 euros y de forma inmediata", explica la paciente.

iGlobalMed fue fundada por Miguel Fernández, un joven emprendedor que conoce el mundo de la medicina privada por herencia familiar. Fernández vio un modelo de negocio claro en un mercado –el de los servicios médicos privados— dominado por un doble rasero.

Los traumatólogos, dermatólogos u oftalmólogos, entre otros profesionales especializados, apenas reciben unos 15 euros por las consultas privadas que provienen de las aseguradoras como Adeslas o Sanitas. Es un precio con el que la gran mayoría de los médicos están inconformes. Se sienten explotados y en manos de las grandes aseguradoras.

Pero esos mismos médicos, por sus consultas privadas pueden cobrar entre 120 y 180 euros. Allí es donde nace el modelo de negocio emergente a las que las aseguradoras miran con resquicio. "No se pagan mensualidades. Llegamos a un acuerdo con grandes clínicas y médicos reconocidos". "Ellos cobran mucho más que con las aseguradoras, pero el usuario paga mucho menos que con una consulta privada", explica Fernández, fundador de iGlobalmed.

El doctor Miquel Rull, cirujano barcelonés, utiliza las plataformas con descuentos para recibir nuevos clientes a través de internet. "Antes te recomendaban amigos, conocidos y pacientes de tu ciudad. Hoy todo eso ha cambiado. El paciente sabe tu carrera, lo que haces y lo que cobras antes de venir. Es una nueva manera de captación tan profesional y válida como cualquier otra", explica. 

¿Los Let Bonus de la salud?

Así como los jóvenes consumidores que han crecido en la era digital prefieren bancos en línea y compras por Internet, los milénicos ("millennial") tienen otros hábitos de consumo también para la salud privada. Los profesionales cualificados, jóvenes y mayoritariamente mujeres, conforman el perfil de pacientes de estas nuevas plataformas, según explica Guillermo De Barnola, cofundador de ClinicPoint.

"Buena parte de nuestros clientes vienen a nosotros porque sus aseguradoras no cubren todos los tratamientos. No queremos hacer precios de derribo ni ser un Let Bonus de la salud. Sólo queremos ofrecer precios competitivos", explica el fundador de ClinicPoint, la primera empresa emergente en este negocio en España.

El sector médico privado es consciente de que este nuevo tipo de empresas podría convertirse, a la larga, en una amenaza para su modelo de negocio. Entre iGlobalMed.com y ClinicPoint facturan unos 5 millones de euros anuales. Tal vez por ello, Sanitas ha desarrollado una plataforma médica propia e intenta ser más activa en la captación de pacientes por Internet, aunque mantiene su misma línea de negocio.  

Con esa misma inquietud, en las clínicas Quirón, ahora en manos de una fundación alemana, preparan un acuerdo con Telefónica para propiciar el surgimiento de nuevos modelos de salud en Internet. Quirón es consciente de que debe hacerlo y, por ello, busca aliados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad