Los empleados de Abengoa cobrarán finalmente la paga de Navidad

stop

PRIMERA URGENCIA CUBIERTA

La torre de una planta solar de Abengoa en Sanlucar la Mayor, cerca de Sevilla / Reuters

Madrid, 18 de diciembre de 2015 (11:46 CET)

Las entidades acreedoras de la ingeniería sevillana Abengoa que forman el G-7 (Santander, Caixabank, Bankia, Popular, Sabadell, HSBC y Crédit Agricole), por un montante conjunto de unos 5.000 millones de euros, han decidido firmar la semana próxima un crédito de 113 millones de euros para que la multinacional todavía controlada por la familia Benjumea pueda afrontar estos ineludibles gastos recurrentes de su personal, según fuentes próximas a la negociación.

La línea de liquidez se ampliará con los 20 millones que también aportará el Instituto de Crédito Oficial (ICO), que había ligado su aportación en el préstamo a que lo hicieran previamente las principales entidades financieras. El banco público, que tiene una exposición a la compañía de 120 millones de euros.

A cambio de esta inyección de capital, las entidades toman como garantía del préstamo el 28% del capital que tiene la ingeniería sevillana en su filial estadounidense Abengoa Yield. Precisamente de los dividendos de esta filial, Abengoa ha recibido en los últimos días 15 millones de euros, derivados del cobro de 0,43 dólares por acción.

Otros 200 millones más en enero

A partir de aquí, solventado esta urgente necesidad de liquidez, todo quedará a expensas del plan de viabilidad que se presentará el próximo 18 de enero. Hasta ese día, la empresa calcula que precisa otros 45 millones más. Una cifra que se eleva a 200 millones hasta finales de enero, fecha prevista para que los acreedores decidan si dan luz verde, o no, al plan presentado por Abengoa.

De forma paralela, prosiguen las conversaciones con fondos de infraestructuras, como GIP, Rare, Brookfield y Macquarie, como eventuales prestamistas o compradores de la deuda de la compañía.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad