Los estibadores paralizarán los puertos españoles

stop

Los más de 6.000 trabajadores de los puertos anuncian una huelga si el ministerio sigue adelante con sus planes para liberalizar el sector

Puerto de Barcelona, uno de los más importantes del Mediterráneo. Foto: Jorge Franganillo

A Coruña, 08 de febrero de 2017 (13:40 CET)

La intención del Ministerio de Fomento de eliminar progresivamente la Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep) para liberalizar el sector, ha puesto en pie de guerra a los más de 6.000 estibadores que trabajan en los puertos nacionales que, de confirmarse la aprobación del decreto, ya han anunciado una huelga los días 20, 22 y 24 de febrero. 

Este lunes, los sindicatos Coordinadora del Mar, UGT, Comisiones Obreras, CGT y la Confederación Intersindical Galega (CIG) han presentado el borrador de preaviso de huelga. Como explica uno de los portavoces de las asociaciones convocantes, "de momento" serán paros parciales, días alternos con horas alternas, lo que evitará que el parón tenga consecuencias más graves que los retrasos que va a provocar, sobre todo en grandes puertos como los de Barcelona, Valencia o Algeciras. El único tráfico que no se verá afectado es el de transporte de pasajeros. 

En opinión de los trabajadores, el decreto que promueve el ministerio que dirige Íñigo de la Serna amparándose en una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, busca un "despido generalizado" y generar "precariedad y desregulación laboral". Además, en base a la información facilitada por el ministerio, alertan de que las empresas "podrán sustituir, libremente, a un 25, 50 y 75% de los actuales trabajadores portuarios durante los tres próximos años". 

La patronal, con Fomento

Sin embargo, este mismo martes, la Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques (Anesco) ha manifestado su "apoyo" a la reforma del sector que plantea el Ministerio de Fomento, puesto que "no ha sido posible" alcanzar un acuerdo con los sindicatos de estibadores en la negociación mantenida en los últimos meses.

Los estibadores cuentan, no obstante, con el respaldo "sin fisuras" de la Federación de Trabajadores de los Puertos. Su coordinador general, Julio Jiménez, ha calificado de "atropello a los derechos de todos los trabajadores" la postura "autoritaria" del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, al "imponer vía decreto" una reforma a la ley en lugar de que ésta "sea producto de la negociación entre las partes".

Además, Jiménez considera que esta "reconversión unilateral" de la estiba, que persigue "la precarización del trabajo a través de ETT, sin registro", únicamente servirá para deteriorar la paz social y lastrar "la competitividad que tanto dicen desde el Gobierno que persiguen". 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad