Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.

Los fondos fracasan en su apuesta por la contraopa de MásMóvil

stop

Distintos fondos de capital riesgo han tomado posición en la operadora a la espera de una alternativa o con la esperanza de que subiera el precio ofertado

Madrid, 06 de septiembre de 2020 (04:55 CET)

Afloraron al calor de la oferta de 3.000 millones de euros por MásMóvil con la esperanza de sacar tajada. Pero la opa conjunta de los fondos internacionales Providence, KKR y Cinven  — juntos componen el consorcio Lorca Telecom Bidco —  encarrila la recta final con el mismo precio y sin competidores.

Así, una larga lista de inversores extranjeros europeos y estadounidenses se quedarán sin ver cumplidos sus deseos: la llegada de una contraopa o el cambio de opinión del consorcio, con un incremento en el precio (actualmente sigue siendo de 22,50 euros por acción).

La operación está en la recta final. Este domingo termina el plazo para poder presentar una oferta alternativa y unos días después, el martes, es el último día para que el precio de la opa pueda modificarse.

Ambas opciones están prácticamente descartadas. La primera es inverosímil porque socios industriales como Orange, que podría estar interesado en una adquisición de este tipo para dejar de retroceder en España y poder mantener así el país como una de sus plazas fuertes, salió públicamente a desmentir cualquier especulación.

Mucho más remota es la llegada de socios financieros como CVCCarlyle o Blackrock, que siempre se han mantenido en silencio cuando han sido preguntados por un posible interés. 

Nadie ha mostrado interés públicamente en lanzar una oferta alternativa por MásMóvil

El incremento del precio tampoco se contempla. Hay varios motivos: el primero es que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) consideró los 22,5 euros ofertados por KKR, Cinven y Providence como precio equitativo. El segundo es que la oferta fue apoyada por el consejo de administración de la teleco amarilla junto a un informe que adjuntaron, en el que también respaldaban el precio.

A ambas razones hay que añadir cómo respira el mercado, con las acciones de Másmóvil cotizando por debajo del precio de la opa desde que pasaran las semanas y empezara a desvanecerse la sensación de que llegaría una alternativa.

Un 30% del capital en manos de fondos

La lista de aspirantes con intención de ganar con la llegada de una oferta superior a la del consorcio de Providence, KKR y Cinven no ha dejado de crecer desde junio. Si un mes después de llegar la opa los inversores internacionales representaban el 18% del capital, ahora suman ya un tercio. 

Con la esperanza de vender a un mayor precio, aparecieron primero el gigante estadounidense Blackrock, considerada la mayor gestora del mundo por activos bajo gestión, y el fondo soberano noruego Norges. Mención especial merece el fondo Polygon, que se ha dirigido directamente al consejo de administración y ha rechazado abiertamente el precio de la opa

El fondo Polygon ha cuestionado abiertamente el precio de la opa

En un tercer bloque están los denominados cazaopas. El primero de este grupo en llegar al capital social de la compañía fue Wellington Management, un fondo estadounidense muy acostumbrado a irrumpir en cotizadas que viven situaciones especiales. A su aterrizaje se unió Sand Grove, fundado por el inversor Simon Davies y con sede en Londres.

Los últimos en comprar títulos con la esperanza de su revalorización a corto plazo han sido el fondo neoyorquino York Capital, que cruzó o alcanzó el umbral del 1,6% de la operadora a finales de julio, y el inversor Michael Tiedemann, quien mantiene una posición de apenas el 1%, a través de un derivado financiero.

Hemeroteca

MásMóvil
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad