Los Puig se alían con Clarins para vender sus perfumes en EEUU y Canadá

stop

El grupo catalán aprovecha la infraestructura de la compañía francesa para comercializar su porfolio 'prestige'

Marc Puig, presidente del grupo y tercera generación de la empresa fundada en 1914

08 de marzo de 2013 (13:25 CET)

La familia Puig ha decidido irrumpir con fuerza en Estados Unidos (EEUU) y Canadá. Para triunfar en los dos mercados, la compañía catalana ha llegado a un acuerdo con la multinacional francesa Clarins. Concretamente, con la división de fragancias del grupo dedicado a la cosmética.

“Esta alianza nos ofrece la oportunidad de redefinir nuestro foco de negocio [en Norteamérica]”, afirma el vicepresidente ejecutivo de Puig en la región, Didier Maine de Biran. El objetivo de los catalanes es que su facturación en la zona incremente de forma “sustancial” en ambos países. Aunque no ha revelado ninguno de los hitos que Puig ha marcado como objetivo.

Detalles del acuerdo


El pacto entre ambas compañías estipula que a partir del próximo 1 de julio, Clarins Fragance Group aportará sus servicios de back-office en la alianza. Hay que tener en cuenta que la posición de mercado de los galos en ambas regiones supera en creces a la de Puig. Los perfumeros catalanes, por su parte, serán los responsables del marketing de sus productos y gestionarán las cuentas clave.

Venderán con Clarins los perfumes que forman parte del catálogo prestige de la marca: Prada, Valentino, Paco Rabanne, Carlina Herrera y Ninca Ricci. Se sumarán al porfolio del grupo francés en ambos países: Thierry Mugler, Azzaro, David Yurman y Swarovski.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad