Una de las mesas instaladas con motivo de las elecciones en la Cámara de Comercio de Barcelona del pasado mayo. /ED

Los resultados de la Cambra no cuadran (y acabarán en los tribunales)

stop

Todavía no se ha presentado el escrutinio oficial de las elecciones de la Cambra de Barcelona del pasado miércoles que se realizó por voto electrónico

Josep Maria Casas

Economía Digital

Una de las mesas instaladas con motivo de las elecciones en la Cámara de Comercio de Barcelona del pasado mayo. /ED

Barcelona, 10 de mayo de 2019 (04:55 CET)

Los resultados provisionales de las elecciones a la Cambra de Comerç de Barcelona que finalizaron el miércoles, después de cinco días de votaciones, siguen sin cuadrar. Según el informe de la Consejería de Empresa de la Generalitat, se efectuaron 17.224 votos, aunque si se suman los que obtuvieron las 192 empresas candidatas que se presentaron a los comicios se alcanza la cifra de 18.731. Los candidatos que han quedado fuera del pleno de la cámara se preguntan qué ha pasado con estos 1.507 votos de diferencia. Son un misterio.

Las cámaras catalanas han sido las primeras de España en aplicar el voto electrónico. En principio, este sistema debería permitir un escrutinio casi automático, pero será muchísimo más lento que si hubieran votado con las tradicionales papeletas y urnas. La junta electoral central de las cámaras catalanas anunció que, en un plazo máximo de tres días, presentará el acta del escrutinio. Hasta este viernes o, quizás el lunes, no habrá resultados oficiales.

Nunca se había visto una noche electoral tan caótica. Poco antes de la medianoche del miércoles, cinco horas después del cierre de las mesas, la junta electoral central anunció que no facilitaría los resultados hasta el jueves. Sin embargo, cuando estos resultados se filtraron a algunos medios de comunicación, compareció el secretario general de la Cambra, Xavier Coronas, para dar cuenta del escrutinio provisional.

Coronas anunció que se había dejado fuera del escrutinio 995 votos, el 6,3% del total, a la espera de verificarlos. Sin embargo, estos votos dudosos tampoco cuadran con la suma de los que han recibido los 192 candidatos. La Consejería de Empresa no ha precisado el motivo del descuadre de los resultados provisionales.

Curiosamente, el escrutinio provisional no lo facilitó la junta electoral sino la Consejería de Empresa, el organismo tutelar. Marta Felip preside la junta y es la número dos de la Consejería.

Mayoría absoluta independentista

Según los resultados provisionales, la lista de empresarios impulsada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) consiguió 31 de los 40 puestos del pleno que se eligieron en estos comicios. Esta lista está liderada por Joan Canadell, presidente del Cercle Català de Negocis. De confirmarse estos resultados, la independentista ANC conseguiría la mayoría absoluta. El pleno está formado por 60 miembros, si bien 20 puestos se deciden mediante otros procedimientos.

Los otros candidatos –Carles Tusquets, Enric Crous y Ramon Masià– anunciaron que esperarán al escrutinio oficial para valorar el proceso electoral. Sin embargo, Tusquets avanzó que no piensa impugnar los resultados. Crous, que ni siquiera salió elegido por su epígrafe, felicitó a la ANC por su victoria.

Masià se reserva la posibilidad de impugnar. Hace unas semanas, presentó un recurso de alzada ante la Consejería de Empresa en contra del voto electrónico. Advirtió que no ofrecía garantías suficientes para evitar la suplantación de identidad.

El presidente de ANF Autoridad de Certificación, Florencio Díaz, presentó hace unos días una denuncia ante el Ministerio de Economía y la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) por un presunto uso ilegal de los certificados digitales que se utilizaron en la votación. Alertó sobre un posible pucherazo por la delegación de voto, que no está permitida por la normativa tal como confirmó la junta electoral central. Pese a ello, se detectaron votos delegados en este proceso según informan fuentes de las candidaturas.

El Gobierno, en alerta

Las ministras de Comercio, Reyes Maroto, y de Economía, Nadia Calviño, mirarán con lupa este proceso por si se ha vulnerado la legislación española de cámaras de comercio. Tanto Maroto como Calviño ya han tomado medidas. Por lo que respeta al voto electrónico, la normativa española exige un proceso de doble autentificación que no se llevó a cabo en el voto electrónico remoto.

En realidad, estas elecciones ya están judicializadas. Un elector impugnó hace meses el decreto catalán sobre el régimen electoral de las cámaras de comercio porque no contempla el voto por correo. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña todavía no se ha pronunciado al respecto.

Aunque los candidatos a la presidencia derrotados no impugnen, lo pueden hacer las empresas candidatas y también las empresas electoras. Se espera un alud de recursos. Estas elecciones se harán eternas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad