Los sindicatos europeos alertan del secretismo de General Electric y Alstom

stop

DUDAS SOBRE EL FUTURO DE LA EMPRESA

El presidente de Alstom, Patrick Kron (izquierda), y el de General Electric, Jeffrey Immelt (derecha)

en Barcelona, 04 de febrero de 2015 (16:58 CET)

General Electric adquirió hace medio año el negocio eléctrico de Alstom. La operación está pendiente de ejecutar, ya que ni siquiera las autoridades de la competencia europeas y estadounidenses han dado el visto bueno. La burocracia se eterniza y, mientras, los empleados del grupo galo han alertado de la falta de información sobre las negociaciones que mantienen los privados para completar la transacción.

El sindicato europeo IndustriAll ha denunciado el secretismo con que las cúpulas de ambas multinacionales trabajan. Indica que la inestabilidad sobre el futuro de las plantillas genera "ansiedad" entre los trabajadores, que son testigos de las "numerosas visitas" entre grupos de técnicos de General Electric y Alstom para ultimar la cesión del negocio eléctrico. "No se ha filtrado nada a los empleados", indica la organización.

Plan de negocio


IndustriAll exige conocer la estrategia que se seguirá para "reconfigurar el grupo bajo el mando de General Electric" y cómo afectará a las "actividad es estén duplicadas tras la adquisición".

Alstom tiene centros productivos en Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, Suiza, Polonia y España de la división de energía eléctrica. Desde centrales nucleares a centros eólicos. La dirección, encabezada por Patrick Kron, ha aplicado estrategias distintas en las regiones que se verán afectadas por la operación corporativa en los últimos meses. En España, por ejemplo, en la recta final se ha aprobado el pago de los objetivos que hasta la fecha estaban congelados.

Garantías a los trabajadores


El sindicato recuerda que ambas compañías ofrecieron garantías a los trabajadores en los pactos de colaboración firmados el pasado 28 de octubre que les obligan a mantener una vía de diálogo abierto con los representantes de los trabajadores. IndustriAll considera que no se cumple.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad