Los sindicatos europeos preparan una huelga general

stop

14N

Manifestantes en el paseo de Gràcia de Barcelona tras la jornada de huelga general

16 de octubre de 2012 (18:49 CET)

El malestar social en casi todos los países del sur de Europa se quiere expresar en las calles el próximo 14 de noviembre. Esta es la fecha que tiene encima de la mesa la Confederación Europea Sindical (CES) para coordinar huelgas generales sobre los países más afectados por los recortes presupuestarios.

El comité ejecutivo del sindicato europeo se reúne este martes y decidirá si optan por esta vía reivindicativa, que se debate desde principios de octubre. La delegación española está formada por representantes de CCOO, UGT, CSIF y USO. Si se da luz verde a la movilización --la huelga casi se da por hecha-- en España la convocarían oficialmente este mismo viernes.

Participantes

La fecha elegida coincide con el paro general que se hará en Portugal. Desde CCOO de Catalunya recuerdan que en Chipre y Malta ya se han anunciado protestas sindicales, por lo que se podrían adherir fácilmente a la acción europea. Grecia también es uno de los países que se podría sumar a las reivindicaciones, según las fuentes consultadas. En los últimos dos meses la población helena ha paralizado el país en dos ocasiones y la tensión en la zona continúa.

Los sindicalistas españoles prevén que la adhesión de los italianos y los franceses sea más complicada. De hecho, casi descartan que en estos dos países se acepte una huelga general alegando la división histórica entre formaciones y el apoyo que dan algunas centrales a los gobiernos actuales de Mario Monti y Françoise Hollande.

También está en el aire la participación de otras dos regiones: Bélgica y Alemania. Los representantes de los trabajadores españoles son optimistas con la colaboración de algunas organizaciones del centro de la Unión Europea.

Elecciones catalanas

Si la reivindicación llega a buen puerto, será la primera vez en la historia de España que en un mismo año se convoquen dos huelgas generales. La del pasado 29 de marzo y la de noviembre. Además, coincidirá de forma inédita con la campaña electoral catalana.

“Es una convocatoria estatal”, recuerda la secretaria de comunicación de CCOO de Catalunya, Dolors Llobet. Por este motivo, no esperan tener problemas con la junta electoral para salir a la calle. Aunque la palabra final la tiene el comité ejecutivo del CES, quien decidirá este martes en Bruselas si el sur de Europa sale a la vez a la calle o no.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad