Los trabajadores de Panrico avalan la negociación 

stop

CONFLICTO SINDICAL

Panrico en Santa Perpètua de Mogoda (BCN)

03 de diciembre de 2011 (21:19 CET)

Los trabajadores de Panrico no harán ninguna huelga a lo largo de diciembre. Así lo ha avalado la inmensa mayoría de los empleados que han votado este sábado en los comicios convocados por el comité intercentros, que engloba a todas las sociedades del grupo en Catalunya. Según han informado los portavoces de UGT, el sindicato mayoritario en esta representación, han asistido a las urnas 264 personas de las 640 convocadas. En concreto, 254 han avalado que se abra un proceso de negociación, cinco votos se han considerado nulos, tres han sido en blanco y sólo dos personas han optado por la huelga.

"La condición que ponemos para negociar con la dirección de Panrico es que se mantengan todos los puestos de trabajo", ha declarado el presidente de los sindicalistas, Juan Santos, a Economía Digital. Ahora están a la espera de que el Departament de Treball de la Generalitat les entrege el calendario de reuniones para empezar a hablar de las condiciones laborales que tendrán en el futuro. "Cuando nos reunimos con ellos se comprometieron a presentarlo el viernes, pero entendemos que por una cuestión de tiempo nos lo entreguen el lunes", ha añadido el presidente del comité de empresa de la factoría de Santa Perpètua de Mogoda, Pedro Izquierdo (CCOO).

El pasado miércoles, los 464 empleados de la fábrica del Vallés Occidental ya optaron por esta vía, que ahora ha sido ratificada por el resto de trabajadores de grupo. "Lo importante es que todos vamos en la misma dirección", añade Izquierdo. Los directivos del grupo también ven con buenos ojos esta opción. Fuentes conocedoras del proceso explican que el viernes firmaron el mismo documento que salió de la reunión entre la Generalitat y el comité de Santa Perpètua de Mogoda, en el que se comprometían a no presentar ningún Expediente de Regulación de Empleo (ERE) mientras dure el diálogo con los sindicatos. 

Bajas voluntarias

"Tenemos poco tiempo para negociar, ya que los inversores [el fondo de capital riesgo Oaktree] quiere un pacto antes de reestructurar el grupo", comenta Santos. Panrico está en números rojos y los mismos trabajadores reconocen que se tendrán que aplicar medidas de ajuste para asegurar la viabilidad del grupo. De entrada, aceptan que se abra de nuevo un proceso de bajas incentivadas y prejubilaciones en las mismas condiciones que los dos planes anteriores que Panrico ha aplicado en Catalunya.

El desembarco oficial de los nuevos propietarios del grupo se hará este diciembre.

 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad