Moody's duda de la solvencia de OHL para devolver 3.600 millones

stop

La agencia ahonda en el bono basura tanto las emisiones corporativas como la deuda sin recurso. En las últimas cinco sesiones ha perdido un 53% en bolsa y su valor baja ya de 650 millones

Juan Carlos Martínez

Juan Miguel Villar Mir y su hijo, Juan Villar-Mir de Fuentes, nuevo presidente de OHL. /REUTERS
Juan Miguel Villar Mir y su hijo, Juan Villar-Mir de Fuentes, nuevo presidente de OHL. /REUTERS

Madrid, 03 de agosto de 2016 (16:30 CET)

La crisis de OHL se acentúa. Como era previsible, ante el beneficio de 3 millones de euros registrado al final del primer semestre de 2016, la agencia Moody's ha corrido rauda a rebajar todavía más la solvencia crediticia del grupo controlado por la familia Villar Mir.

Las consecuencias no se han hecho esperar. Nuevo varapalo bursátil, superior al 23% para un recorte del 53% en cinco sesiones, para llevar la capitalización por debajo de los 650 millones de euros, un 60% menos que al inicio de 2016.

Alto riesgo de impago

De esa manera, dentro de la categoría especulativa –conocida como bono basura–, la agencia ha calificado con B3 con perspectiva negativa tanto el rating corporativo de la constructora, ligado a las emisiones de bonos, como la deuda senior no asegurada.

Moody's califa con 'B' la deuda sujeta a alta especulación. En un escalón inferior (calificado con Caa), incluye obligaciones de una solvencia muy baja con alto riesgo de impago.

Deuda sin recurso por 2.674 millones

Al cierre del primer semestre, OHL mantenía una deuda bruta de 5.410 millones de euros quedando en un neto de 2.674 millones sin recurso. La mayoría, proveniente de los 1.700 millones de las concesiones, especialmente apalancados en las autopistas aztecas, con más de 1.300 millones.

Las otras dos grandes patas de esta deuda sin recurso se corresponden con los 539 millones ligados al 6,9% de la participación en Abertis y los 400 millones conectados al 56% que ostenta en OHL México.

1.000 millones en bonos, con cotización en picado

Al margen de esta deuda sin recurso, la agencia Moody´s también ha rebajado, de B2 a B3, el rating corporativo de OHL, ligado a las tres emisiones de bonos pendientes, con un saldo vivo ligeramente inferior a los 1.000 millones de euros, y cuya cotización, en los últimos días, se ha desplomado.

Sobre las tres emisiones de bonos a largo plazo, del nominal inicial de 1.025 millones de euros, OHL mantiene un saldo vivo de 947, con vencimientos de 230 millones en 2020, 400 en 2022 y 317 en 2023.

Cómodo perfil de vencimientos

Al respecto, en la información remitida por OHL a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el pasado viernes, con los resultados al cierre del primer semestre, el grupo constructor controlado por la familia Villar Mir aseguraba mantener "un cómodo perfil de vencimientos en sus eurobonos", tras la oferta de recompra de 2015, que supuso la aceptación de 37,6 millones de la emisión con vencimiento 2020 y de 8,1 millones de la que vence en 2023.

Con posterioridad, el pasado 23 de febrero de 2016 ofreció una segunda ventana de liquidez a los bonistas de 2020, mediante una oferta de recompra en efectivo a un precio fijo del 98%, que fue aceptada por un total de 32,1 millones de euros.

Con la crisis de los últimos días, ese precio fijo del 98% de febrero ha caído en picado, muy por debajo ya del 80%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad