Alrededor de 1.500 trabajadores de Nissan se manifestaron ante el Congreso de los Diputados, en Madrid. EFE/Luca Piergiovanni

Nissan lanza un ultimátum a la plantilla tras romperse la negociación

stop

La compañía acepta aplazar el cierre de la fábrica de Barcelona hasta 2021, pero choca con los sindicatos al exigir despidos antes de esa fecha

Carles Huguet

Economía Digital

Alrededor de 1.500 trabajadores de Nissan se manifestaron ante el Congreso de los Diputados, en Madrid. EFE/Luca Piergiovanni

Barcelona, 01 de agosto de 2020 (02:50 CET)

Tras dos jornadas de reuniones maratonianas, el periodo de consultas para el cierre de la fábrica de Nissan en Barcelona terminó este sábado a altas horas de la madrugada sin acuerdo. La empresa y los sindicatos chocaron con la patata caliente de la negociación: la retirada o la persistencia del expediente de regulación de empleo (ERE). El acuerdo no se produjo, pero la compañía asegura que deja su oferta sobre la mesa hasta el 4 de agosto.

El encuentro se produjo con la Generalitat de Catalunya y el Gobierno como mediadores. Y tras varios vaivenes en el ambiente, la ruptura se hizo palpable el viernes al mediodía. A pesar de que muchas voces se esforzaban en vender optimismo durante el día anterior, otras fuentes consultadas fueron claras durante las dos jornadas: "Estamos muy lejos".

Por el camino sí se produjeron varios acercamientos. Para empezar, la empresa aceptó retrasar el cierre de la instalación hasta diciembre de 2021, tal y como explicó Economía Digital. La decisión se tomó a petición de la administración, pero el comité de empresa pidió posponer la clausura hasta marzo de 2022, cuando termina el ejercicio fiscal de la automovilística.

Tras varias propuestas y contrapropuestas, Frank Torres, el hombre designado por la multinacional para pilotar el cierre, dio por cerrado el periodo de consultas de madrugada con una última oferta. Los trabajadores se levantaron y este sábado mantendrán distintas asambleas con tal de explicar la nueva estrategia. Parece imposible, eso sí, que den media vuelta y acepten la proposición formulada.

Según informó en un comunicado, Nissan solo garantizaba el empleo hasta el 31 de diciembre de 2020. Luego ofrecía la creación de una comisión para ver si se podía gestionar el excedente de personal que habría en 2021 sin tener que aplicar medidas traumáticas. No fue suficiente para la plantilla, que no quieren ni siquiera oír hablar de despidos.

La última oferta de Nissan

De este modo, la oferta de la empresa que quedó sobre la mesa propone mantener la actividad de la planta de la Zona Franca y sus dos satélites --en Sant Andreu y Montcada-- hasta diciembre de 2021 siempre que se reinicie la producción a finales de agosto. Además, garantiza el empleo hasta fin de año.

Mientras, se creará una mesa de reindustrialización y seguimiento de la actividad de la fábrica con gobiernos y trabajadores. También se comprometió a incluir una cláusula de cara a futuros compradores para que los trabajadores de Nissan Motor Ibérica afectados por el ERE tengan prioridad a la hora de ser contratados.

Sin embargo, la firma también presentó su propuesta de ERE, que dividía a los empleados en tres categorías. Los mayores de 54 años tendrán derecho a prejubilaciones que complementarán su salario al 90% hasta los 63 años años. Los que tengan entre 50 años y 54 años, verán reducida su prestación al 75% hasta que cumplan 61 años. Los menores de 50 años recibirán una indemnización de 60 días por año hasta un máximo de 42 mensualidades.

Además, la empresa lanzó una propuesta especial para el sector más joven de la plantilla, pues les ofrece un derecho preferente para incorporarse a la plantilla del posible inversor de Zona Franca a cambio de recortar la indemnización a la mitad.

Hemeroteca

Nissan
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad