Nissan no ve rival al Ateca: "Hay mercado para todos"

stop

El consejero delegado de Nissan Iberia, Marco Toro, explica que el Qashqai sigue creciendo a pesar de ser el SUV más maduro y cree que ampliará su liderazgo

Marco Toro, consejero delegado de Nissan Iberia, en el Salón de Ginebra de 2016

Ginebra, 03 de marzo de 2016 (01:00 CET)

El de los SUV o los crossover es el segmento de moda en el mercado del automóvil. Uno de cada cuatro coches que se venden son esta especie de todocaminos urbanos. El líder del segmento es el Nissan Qashqai, también en España, con una cuota del 16%. Fue un modelo pionero, lanzado en 2007, pero ahora tiene mucha más competencia que hace nueve años, y la que le espera.  

En el mercado español, se prevé que el lanzamiento del Seat Ateca, en verano, remueva el segmento. La marca española centra sus esfuerzos en pocos modelos pero sus apuestas son líderes de mercado, como el Ibiza y el León. El Ateca saldrá al mercado por un precio inferior a 20.000 euros, entre los más económicos del segmento y unos 1.000 euros más barato que el líder.
   
Pero en Nissan no ven la amenaza. "Hay mercado para todos", ha asegurado Marco Toro, consejero delegado de Nissan Iberia, en una entrevista para Economía Digital. Más que un rival, será un aliado. El fabricante japonés cree que el crecimiento del sector en los próximos años estará protagonizado por los SUV, y cuantos más haya, más clientes se decidirán a dar el salto a este segmento.

Los SUV 'comen' de otros segmentos    

"En España, el mercado de automóviles está lejos de su potencial. Terminó 2015 con 1,1 millones de matriculaciones, ente turismos y comerciales. Aplicando el ratio de coches por habitante que tienen Italia o Francia, tendría que estar en 1,3 millones. Que lleguen competidores hará que las ventas crezcan, pero serán ventas adicionales, no canibalizarán a nadie. Sacarán ventas de otros segmentos"    

Concretamente, Toro cree que los SUV se llevan ventas de los segmentos C, tradicionalmente el más popular –León, Megane, C4, etc.– y D –Passat, Mondeo, etc.–. La causa, que el SUV "da una funcionalidad mayor y tiene una conducción más elevada y deportiva".    

Y falta "la marca principal"    

Marco Toro cree que, a pesar de haber llegado a representar una de cada cuatro ventas, el segmento todavía tiene capacidad de crecimiento, sobretodo porque falta una marca tan importante en España como Seat: "Un 25% de mercado ya es bastante, pero falta la marca principal, que es Seat, que hará crecer este mercado. Hay espacio para todos".    

Por ello, el Qashqai no tiene por lo que temer. Como ejemplo, el consejero delegado de Nissan Iberia pone 2015: "Llegaron el Renault Kadjar y el Hyundai Tucson, y a pesar de ello, el Qashqai lideró su segmento y subiendo la cuota de mercado. Es decir que creció más que el mercado".    

Problemas de entregas    

El gran crecimiento ha traído algún problemilla a la marca nipona en este trimestre, en el que Nissan cierra su año fiscal. Las previsiones de pedidos que hizo España mejoraban las cifras de 2014 en un 7%, pero la subida de ventas de su crossover del 30% le ha dejado con pocas unidades para entregar en febrero, por lo que los datos de ventas reflejan un descenso. "En marzo tendremos producción adicional y en abril ya estará totalmente solucionado", ha asegurado Toro, que prevé que el Qashqai continúe creciendo este año.    

El modelo insignia de la marca incorporará en 2017 una versión con conducción pilotada, que han presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra. Pulsando un botón, el coche mantendrá la marcha por el mismo carril, acelerando y frenando cuando se precise, en casos de retenciones o tráfico fluido.    

El Navara arranca bien    

Nissan es una marca de todoterrenos y uno de ellos se fabrica en Barcelona desde noviembre, aunque hasta febrero no han empezado a entregarse las primeras unidades. Se trata de la pick up Navara. Marco Toro ha explicado que los pedidos ya van por encima de previsiones, tanto a nivel global como en España: "Tenemos un objetivo de 1.000 unidades para el primer año, y en el primer mes ya hemos entregado 97".    

La fábrica de la Zona Franca inició el pasado lunes un segundo turno en la línea del Navara para incrementar la producción ante el incremento de pedidos, y contrató a unas cien personas. Se espera que cuando esté a pleno rendimiento, en un plazo de dos años, fabrique 120.000 coches al año, con lo que la planta barcelonesa llegaría a las 200.000 unidades –sumando al Pulsar y a la furgoneta NV200–, el máximo de su capacidad de producción.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad