Norwegian ya opera en Argentina y Brasil y busca entrar en Chile y Perú.

Norwegian quintuplica pérdidas tras el 'no' de IAG

stop

La compañía noruega perdió 150 millones de euros por la tensa operativa y el incremento de la competencia en Europa

Barcelona, 07 de febrero de 2019 (14:50 CET)

Norwegian confirma los presagios de los analistas. La aerolínea nórdica anunció este jueves unas pérdidas de 150 millones de euros  en el ejercicio 2018; una clara muestra de que no siempre se cumple la máxima de cuanto más grande, mejor.  La aerolínea liderada por Bjorn Kjos incrementó la facturación el 30% hasta los 4.128 millones de euros a lo largo del último año.

Los números rojos multiplican por cinco el agujero de 30,8 millones notificado en 2017 y que luego el auditor disparó hasta los 184,4 millones de euros. En el ebitda –que mide el resultado del negocio— la comparación todavía  es peor: los 6,1 millones de euros positivos del año anterior dieron paso a unas pérdidas de 225 millones de euros en 2018.

Las razones, señala la aerolínea, se encuentran en los problemas que los motores de los Boeing 737 tuvieron y que la obligaron a contratar nuevas aeronaves con más tripulaciones con tal de no sufrir cancelaciones y retrasos en su operativa intercontinental.

También influyó el incremento de la competencia en los cielos del Viejo Continente y los precios de las coberturas de combustible adquiridas.

Para poner freno a la sangría, la propia compañía nórdica explicó que reducirá el ritmo de crecimiento a partir de 2019 con una serie de medidas que ya se notaron en 2018, con la caída de los costes unitarios del 14%.

Norwegian cerrará bases en España (Palma de Mallorca, Gran Canaria y Tenerife) en Italia (Roma-Fiumicino) y en Estados Unidos (Stewart y Providence). "Hemos optimizado nuestra estructura para mejorar la operativa así como para desinvertir en avios y aplazar entregas", explicó Kjos.

La negativa de IAG

El mercado recibió los resultados con una ligera subida del 1,27% en bolsa. Un movimiento que contrasta con la caída superior al 20% que provocó International Airlines Group (IAG) a finales de enero cuando anunció que cesaba su interés por lanzar una opa sobre la aerolínea nórdica.

En un comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), IAG señaló que no tenía intención de realizar una oferta de compra y explica que, "a su debido tiempo", procederá a vender la participación que ahora posee en la compañía escandinava, que es del 3,93%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad