stop

OHL seguirá su política de ventas: pretende conseguir 700 millones para enjugar una deuda de 748 millones al cierre de 2016. Aspira a rebajarla un 76% este año

Barcelona, 05 de abril de 2017 (12:00 CET)

OHL define su hoja de ruta para los próximos años. El grupo controlado por los Villar Mir ha presentado este miércoles el plan estratégico de la compañía a 2020, con el que aspira a dar la vuelta a unas finanzas gravemente heridas. Con la rémora de la deuda todavía a cuestas, OHL no tiene intención de frenar la política de ventas que ha seguido en los últimos meses. A futuro, los Villar Mir prevén deshacerse de más activos por valor de 700 millones de euros. Operaciones con las que pretenden rebajar el pasivo del grupo desde los 748 millones con el que cerró 2016 hasta los 177 millones en este mismo ejercicio.

Siempre según las previsiones del grupo, a este recorte de la deuda (-76%) le acompañará un ebitda (resultado bruto de explotación) de 1.009 millones este mismo año (+352%), que crecerá hasta los 1.239 millones en 2018 (+23%). En las últimas cuentas, presentadas en febrero, OHL registró unos números rojos de 423 millones, con un ebitda de 222,9 millones.

Los cálculos en el apartado de ventas son igualmente positivos. El grupo que preside Juan Villar Mir , hijo del fundador Juan Miguel Villar Mir, prevé aumentar un 30% la fracturación durante el presente ejercicio, hasta 5.027 millones, y calcar prácticamente esta cifra en el siguiente (+28%).

OHL: prevé deshacerse este mismo año del 76% de su deuda, hasta dejarla en 177 millones

Ahora queda saber a qué más activos prevé colgar el cartel de ‘se vende’ OHL en los próximos meses. De hecho, en la memoria para inversores, el grupo incluye como bienes a la venta algunos activos ya traspasados o al menos parcialmente vendidos, como el complejo madrileño Canalejas (50% al empresario Mark Scheinberg) o el centro turístico Mayakoba.

De acuerdo al documento presentado a la CNMV este martes la compañía confía en la recuperación del área de Ingeniería y Construcción, su principal área de negocio tradicional y una de las más golpeadas por la crisis, como principal baza para seguir saneando sus cuentas. A ello se añade la reducción de costes en todos los niveles del grupo. Hace apenas unos días OHL confirmó la puesta en marcha de un ERE que afectará a 554 empleados, el 30% de su plantilla en España.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad