Una tienda de Orange.

Orange España reduce sus ingresos un 1,5% por la tendencia 'low cost'

stop

La operadora francesa registró unos ingresos en España de 5.280 millones de euros, que se redujeron sobre todo en servicios minoristas y ventas de equipo

Madrid, 13 de febrero de 2020 (10:06 CET)

Orange España tuvo unos ingresos de 5.280 millones de euros en 2019, un 1,5% menos que en el año anterior. El operador francés ha comunciado este jueves que la caída en sus resultados anuales se debe al giro que está dando el mercado hacia las tarifas de bajo coste.

Según la compañía, el low cost redujo especialmente los ingresos por servicios minoristas. En concreto, un 2,9% respecto a 2018 hasta alcanzar 3.760 millones de euros. Sus negocios de convergentes y móviles cayeron un 2,4% y un 5,7% hasta 2.092 millones y 1.161 millones respectivamente. 

En el último trimestre de 2019, los resultados tampoco fueron positivos. Orange España facturó 1.346 millones de euros, un 2,3% menos que en el mismo periodo del año anterior. 

Los ingresos por ventas de equipos se desplomaron un 9,5% en una caída generalizada del mercado. Solo en el cuarto trimestre, el rendimiento en este apartado bajó en un 6,1%, una caída destacable pero mucho más suave que la registrada en los tres meses anteriores, cuando los ingresos se redujeron en un 12,7%. 

En cuanto a los servicios por teléfonos fijos, la operadora francesa facturó 501 millones de euros, una subida del 1%. Pero fueron los ingresos por servicios mayoristas impulsaron el balance anual del grupo. 

En 2019, este tipo de prestaciones le reportaron 901 millones de euros a Orange España, un 11,9% más que en 2018, y solo en el cuarto trimestre crecieron un 5,6% hasta 241 millones de euros. 

Orange ingresa 59 euros por cliente

El ingreso medio por cliente (arpu) en España aumentó en 1,2 euros en el cuarto trimestre, lo que repercute en Orange en un promedio de 59,1 euros por cada contrato. Según explica la compañía en un comunicado, el objetivo es seguir creciendo en eficiencia de las operaciones para atraer a un mayor número de consumidores. 

En el último trimestre del año pasado, Orange España perdió 25.000 líneas de banda ancha fija y 51.000 contratos móviles. 

En cuanto a la rentabilidad, el margen ebitda aumentó en algo más de 0,5 puntos porcentuales en el conjunto del año, pasando del 30,6% al 31,2. El ebitda también creció un 0,3% hasta 1.646 millones de euros. Por el contrario, Orange rebajó su nivel de capex -gasto en capital- un 24% en 2019 hasta 812 millones de euros, debido a una desaceleración en el despliegue de fibra hasta los hogares. 

Hemeroteca

Orange
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad