Panrico vuelve a manos catalanas

stop

Bimbo ha acordado con Adam Foods la venta del negocio de pan y derivados de Panrico, valorado en unos 40 millones de euros

Tres trabajadoras de Panrico durante la huelga que hicieron en 2014 / EFE

Barcelona, 26 de abril de 2016 (01:00 CET)

La mitad de Panrico volverá a manos catalanas después de más de una década. Desde que la familia Costafreda decidiera vender la compañía al fondo británico Apax Partners, el que fuera uno de los grandes símbolos de la empresa familiar catalana ha pasado por un periplo de pérdidas, deuda desbocada y preconcurso de acreedores, y acabó en manos de otro fondo, el estadounidense Oaktree, que lo vendió a Bimbo hace nueve meses.  

Pero Bimbo ha tenido que trocear Panrico y ha vendido una parte a otra empresa familiar catalana. Adam Foods, de la familia Ventura –una de las dos patas de la antigua Nutrexpa–, ha anunciado este lunes la compra de parte de los activos de pan de Panrico para España, Portugal y Andorra. Se trata de las marcas de pan de molde y derivados, valoradas en unos 40 millones. La compra incluye dos plantas, una en Teror (Canarias) y otra en Gulpilhares (Portugal).  

Fin de una compra iniciada hace nueve meses  

La operación cerrará un culebrón que se inició hace nueve meses. En julio del año pasado, Bimbo anunció la compra de Panrico a Oaktree por 190 millones de euros. Sin embargo, inicialmente dejó fuera el negocio de pan, ya que no parecía tener sentido dado el holgado liderazgo en España de Bimbo, que de paso esquivaba las suspicacias de las autoridades de la competencia.  

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) aprobó la operación, pero con la segregación del negocio de pan. Este trato no satisfacía al fondo estadounidense, que quería quitarse de encima todo el paquete Panrico, por lo que obligó a Bimbo a buscar un comprador a medias.  

Desde Adam Foods han explicado que la compra se hará efectiva cuando Bimbo cierre definitivamente la compra del 100% de Panrico, algo que ya tiene luz verde para hacer. Además, la operación está sujeta a la aprobación por parte de las autoridades de la competencia y también a la resolución del Tribunal Supremo respecto al expediente de regulación de Panrico. Los sindicatos impugnaron el ERE y Bimbo y Panrico confían en una resolución favorable para cerrar la venta.  

Un salto para Adam Foods  

Esta compra supondrá un salto importante para Adam Foods, porque entrará en el negocio del pan de molde y también por el empujón que dará a sus ventas. En 2014, el negocio de pan y derivados de Panrico facturó 65 millones de euros. La empresa de la familia Ventura, que comercializa marcas como Artiach, Phoskitos, La Piara y Aneto, tuvo unos ingresos estimados de 340 millones de euros el año pasado.  

Adam Foods nació en enero del año pasado a raíz de la escisión de Nutrexpa. Una de las dos familias, los Ventura, se quedaron el negocio de las galletas y otros, como la miel y el paté, mientras la otra familia, los Ferrero, mantuvieron los populares Cola Cao y Nocilla, entre otras marcas.   Esta es la primera compra que cierra Adam Foods desde su creación. La empresa tiene más de 1.200 empleados y siete plantas en España y Portugal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad