Peralada triplica beneficios gracias a su casino estrella

stop

Las empresas de la familia Suqué facturan 233 millones y ganan casi 22 millones en 2015, aunque la mitad corresponde a un solo negocio

Artur Suqué, a la derecha, y su esposa Carmen Mateu, en el centro, con sus hijos Miguel, Javier e Isabel.

Barcelona, 30 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

El pasado 2015 fue un buen año para los negocios de la familia Suqué. El grupo Peralada vio retirarse a su patriarca Artur Suqué, pero sus sucesores consiguieron mejorar resultados. El conjunto de más de 30 empresas del grupo logró casi triplicar beneficios en 2015, pasando de 8 millones a cerca de 22 millones de euros, según la información recopilada por Economía Digital.  

Este salto en los resultados tuvo un gran protagonista: una sola empresa del grupo, Casino de Barcelona, duplicó beneficios, como explicó este medio, gracias al auge del turismo asiático. Los 10,97 millones ganados por el casino barcelonés supusieron la mitad de las ganancias del grupo.  

Entre los casinos, los clubs de golf, los vinos y cavas, el negocio industrial y las diversas inversiones de la familia, los negocios de los Suqué facturaron el año pasado 232,89 millones de euros. Esta cifra mejora en un 7,5% los 216,6 millones de 2014.  

Una estructura compleja  

Estas magnitudes corresponden al resultado consolidado de Olivella Ferrari SA, que agrupa la principal pata del grupo Peralada, el ocio, y al de Cavas del Ampurdán SA, con el negocio vitivinícola. Entre ambas sociedades consolidan más de 30 empresas con todas las actividades del grupo, pero ninguna empresa consolida todo el grupo. Por ello, los ingresos ofrecidos son el resultante de los 189,3 millones facturados por Olivella Ferrari más los 43,59 de Cavas del Ampurdán.  

Olivella Ferrari consolida dos de las sociedades cabecera de Peralada: Invergaming e Inverama. La primera agrupa los casinos de Barcelona, Tarragona y Perelada, así como el de Chile y el online. Inverama tiene el resto del grupo, con excepción de los vinos y los cavas: las participaciones industriales (Cumar, Poligal, etc.), el club de Golf de Peralada, los casinos de Argentina, las inmobiliarias y las sicav de la familia.  

Barcelona y Argentina, reyes de los casinos

Quien está a cargo del grupo es Javier Suqué Mateu. El mayor de los hijos de Artur Suqué consta como presidente de Olivella Ferrari, de Inverama y de Cavas del Ampurdán. Su hermano Miguel Suqué preside y dirige la división de casinos, Invergaming.  

A esta sociedad debe el grupo buena parte de sus números negros: el casino de Tarragona y los online perdieron dinero, y el de Perelada ganó sólo 37.000 euros. Pero los grandes beneficios del Casino de Barcelona fueron suficientes para suplir dichas pérdidas y elevar las ganancias de todo el grupo.  

Los Suqué también ganaron dinero con sus negocios en Argentina: Casino Puerta Santa Fe logró un beneficio de 4,4 millones de euros, y Casino Melincué, de 1,15 millones. En cambio, los hoteles y casinos de Uruguay perdieron, entre los dos, 5,3 millones.  

El negocio industrial, el menos conocido de los Suqué, tuvo también una importante aportación a los resultados del grupo Peralada. En este campo, su empresa más importante, de largo, es Poligal, fabricante de prolipropileno. Las tres sociedades en las que está dividida Poligal lograron ganar dinero, pero la que tuvo un beneficio importante fue Poligal Portugal, con 4,7 millones.  

El negocio vitivinícola, más discreto  

La actividad vitivinícola, agrupada en Cavas del Ampurdán, tuvo un resultado más modesto. La estrella de esta área de negocio son los cavas Castillo de Perelada, pero también elaboran vinos bajo la marca Perelada y otras marcas, así como otros productos, como aceite. Esta empresa agrupa también Perelada Comercial, que no sólo comercializa vinos y cavas del grupo, sino de otros productores y denominaciones de origen.

Cavas del Ampurdán obtuvo una cifra de negocio consolidado de 43,59 millones de euros, un 4% más que en 2014. En cambio, sus resultados fueron discretos y empeoraron los de un año antes. Ganó 808.600 euros en 2015, un 2,4% menos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad