Una imagen de la presentación del nuevo Porsche 911 durante el pasado salón del automóvil de Ginebra. EPA/CYRIL ZINGARO

Por qué el salón del automóvil de Ginebra no caerá como el Mobile

stop

El mayor congreso de automoción de Europa admite "dificultades organizativas" para su celebración, prevista para la primera semana de marzo

Economía Digital

Una imagen de la presentación del nuevo Porsche 911 durante el pasado salón del automóvil de Ginebra. EPA/CYRIL ZINGARO

Barcelona, 19 de febrero de 2020 (04:55 CET)

Tras el fallido Mobile World Congress de Barcelona, los ojos del mundo empresarial viraron al resto de congresos previstos en el Viejo Continente a celebrarse en las próximas semanas. El ISE de Ámsterdam sorteó el miedo al coronavirus al organizarse antes que la cita barcelonesa y el salón del automóvil de Ginebra avanza sin cancelaciones a pesar de las "dificultades organizativas encontradas".

Con el evento holandés ya en el pasado, la preocupación se centra ahora en el Motor Show de Ginebra, el mayor evento de automoción que se celebra en Europa. Y la epidemia surgida en Wuhan ya está sobre la mesa: "La organización ha sido complicada, debido a la pandemia de coronavirus, pero puedo confirmar que el salón se celebrará", aseguró este martes en rueda de prensa el presidente de la fundación responsable de la feria, Maurice Turrettini.

Según añadió la directora de relaciones públicas, Marianne Gyger, el salón redoblará su atención por la seguridad: existirá un programa especial de limpieza y desinfección en espacios comunes y lavabos, se colocarán letreros con recomendaciones de higiene y prevención sanitaria y se dará formación específica a los trabajadores.

El argumento de Ginebra: el 99% de los asistentes al salón son europeos

A diferencia del Mobile, la presencia en el salón del automóvil de congresistas asiáticos es testimonial. De hecho, el 99% de los asistentes en la edición de 2019 procedía de Europa, informó la organización. Las marcas del continente acostumbran a delegar la logística del evento a sus delegaciones europeas, aunque este año los fabricantes chinos Changan Automobile y Hong Kong Apex (buggies) se estrenarán en el congreso.

La falta de marcas ilustres, otro problema para Ginebra

Con la inauguración prevista para la primera semana de marzo, el Geneva Motor Show no está exento de ilustres nombres que se dieron de baja. Si empresas como LG, Amazon y Ericsson cancelaron su asistencia al MWC por el temor al coronavirus, nombres como Ford, Opel, Citroën, Peugeot y Nissan no estarán en Ginebra. No obstante, no será por el miedo al virus: la falta de novedades en el horizonte y las dudas sobre la rentabilidad de participar en este tipo de salones provocaron la negativa de las marcas.

El salón es víctima, igual que otros eventos del sector, de una caída del número de visitantes --del 9% respecto a 2019--. Por ello, son muchas las marcas que recortan su presencia y optan por centralizar la inversión en la venta online. Sin embargo, la organización anunció que habrá 150 expositores y se presentarán 90 nuevos modelos.

El automóvil pasó el corte del coronavirus, pero no todos los actos previstos en Ginebra corrieron la misma suerte. La 48ª edición del Salón Internacional de los Inventos anunció el lunes que se pospondrá hasta el septiembre por culpa de las dificultades a la hora de convencer a las compañías asiáticas de que se involucrasen, pues aquí sí representan buena parte de la presencia internacional.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad