Repsol vuelve a ‘pinchar’ en Suramérica

stop

PETRÓLEO

El presidente de Repsol, Antonio Brufau

22 de agosto de 2012 (19:55 CET)

Repsol sigue recibiendo malas noticias desde Suramérica. De momento, los intentos de superar la expropiación de YPF por Argentina han fracasado. La petrolera que preside Antonio Brufau ha vuelto a pinchar en una de sus exploraciones. En este caso ha sido en la costa de Guyana, un pequeño país situado entre Brasil y Venezuela.

La multinacional española ha decidido, junto a sus socios del bloque Georgetown, paralizar la perforación del pozo Jaguar 1x al no encontrar crudo suficiente y de calidad a una profundidad de casi 5.000 metros. El pozo será tapado y abandonado al no cumplirse el objetivo previsto por los técnicos.

Jaguar 1x es el primer yacimiento exploratorio de Repsol en Guyana. La compañía es la operadora de Georgetown y posee un 15% del consorcio que posee el bloque. Los socios de Repsol son YPF Guyana Limited (30%), Tullow Oil (30%) y CGX Resources Inc. (25%).

“Hemos tenido que suspender las operaciones en Jaguar, en Guyana, antes de alcanzar el objetivo principal, porque se superaron los límites de presión en las operaciones de perforación”, aseguró Miguel Martínez, director financiero de la petrolera.

A la espera

A pesar de este nuevo fracaso, Repsol no tira la toalla en Guyana. La petrolera está analizando una serie de productos que extrajeron del pozo para ver si continúan con más operaciones en la zona, o si por el contrario, abandonan definitivamente las exploraciones.

“Vamos a evaluar la información del primer pozo con el fin de considerar el trabajo exploratorio más arriba”, explicó Martínez.

Adiós en Cuba

Algo parecido le sucedió a Repsol este año en Cuba. La petrolera inició sus exploraciones en la isla después de trasladar la plataforma petrolífera más moderna del mundo, Scarabeo 9, a aguas cubanas. A pesar de las fuertes inversiones, Repsol decidió abandonar las perforaciones en la isla al ver que el pozo estaba seco.

Brufau no quiso dar más explicaciones al respecto durante la presentación del plan estratégico 2012-2016 y se limitó a decir que “no va a hacer ningún intento más en Cuba para encontrar hidrocarburos”.

Antes de que la petrolera iniciara sus actividades en aguas cubanas, Repsol recibió amenazas por parte de Estados Unidos de que no quería que se perforara cerca de su costa, sobre todo, tras el vertido de crudo de British Petroleum (BP) en el Golfo de México. Cuba no se creyó la versión de la compañía y opina que el gobierno de Barack Obama está detrás de la decisión de Repsol de abandonar la isla.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad