Resolver la crisis en EEUU le costará a Volkswagen 2.640 millones de euros

stop

La compañía estadounidense indemniza con 4.400 euros a cada uno de los 600.000 afectados

Operarios limpian el logo de Volkswagen en un concesionario de coches / EFE

Barcelona, 21 de abril de 2016 (13:50 CET)

Acabar con la crisis de las emisiones tiene un precio, al menos en Estados Unidos. El grupo automovilístico alemán Volkswagen ha llegado a un acuerdo con las autoridades para indemnizar con 4.400 euros a cada cliente con uno de los 600.000 vehículos con un motor manipulado.

Según informa este jueves Die Welt, la compañía debe presentar ante el Tribunal del Distrito Norte de California, en San Francisco, las propuestas concretas para retirar los coches diésel trucados. Un requisito indispensable si quiere evitar un juicio en verano.

Provisiones de 6.700 millones

Hasta ahora, Volkswagen ha aparcado provisiones de 6.700 millones de euros para afrontar los costes de la manipulación de emisiones de gases. El diario alemán añade que quiere incrementarlas notablemente, a tenor de que la compensación pueda sentar un precedente para el resto del mundo.

Tras la noticia, las acciones preferentes de VW, que subieron ayer un 6,6 %, ganaban hoy un 4 %, hasta 125,85 euros, en los primeros compases de la jornada en Fráncfort.

Un proceso que se arrastra desde el 18 de septiembre

Las autoridades estadounidenses de protección medioambiental, la Agencia de Protección Ambiental de EEUU (EPA) y la Junta de Recursos del Aire de California (CARB), acusaron a Volkswagen el 18 de septiembre de haber manipulado las emisiones de gases en las pruebas de homologación.

El juez encargado Stephen Breyer y EPA dieron cuatro meses más de tiempo a VW en marzo pero dejaron claro a la compañía alemana que no iban a aceptar más retrasos. El magistrado incluso podría ordenar la retirada de las carreteras de los vehículos afectados.

Y ahora, Mitsubishi

Al escándalo de Volkswagen se ha sumado esta semana el fabricante japonés Mitsubishi. La firma asiática ha reconocido que realizó una modificación en la presión del aire en los neumáticos de 625.000 vehículos, lo que repercutió en los datos sobre consumo de combustible.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad